Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Así afecta la inflación a la jubilación

En el entorno actual de déficit de la Seguridad Social, las pensiones perderán poder adquisitivo siempre que la inflación anual se sitúe por encima del 0,25%

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Así afecta la inflación a la jubilación

© Anne Preble - www.unsplash.com

4,8 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

2 votos

168 visualizaciones

La inflación es un elemento que con frecuencia se suele obviar en procesos de ahorro e inversión, cuando es una variable que tiene un enorme impacto, especialmente en el medio y largo plazo.

Se habla de inflación cuando se produce un aumento generalizado de los precios que no se limita a determinados artículos. Como resultado, pueden adquirirse menos bienes y servicios por cada euro, es decir, cada euro vale menos que antes. Es decir, el efecto de la inflación nos va “empobreciendo” paulatinamente.

En España la referencia principal a la hora de medir la inflación es el conocido como Índice de Precios al Consumo (IPC). El IPC es una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España. El conjunto de bienes y servicios, que conforman la cesta de la compra, se obtiene básicamente del consumo de las familias y la importancia de cada uno de ellos en el cálculo del IPC está determinada por dicho consumo.

El impacto de la inflación en los jubilados

Los pensionistas de jubilación son un colectivo que lógicamente tampoco escapa de los efectos de la inflación. El aumento de los precios que se registra anualmente puede hacerles perder poder adquisitivo si la revalorización anual que experimenta su pensión es inferior a la tasa de inflación.

Históricamente la revalorización de las pensiones estaba ligada a la evolución del IPC. La reforma de 2013 cambió la manera de calcular la revalorización de las pensiones, para introducir variables relacionadas con la salud de las cuentas de la Seguridad Social, para tratar de garantizar el equilibrio presupuestario. La nueva fórmula se conoce como Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP) y arrojará un resultado todos los años comprendido entre el 0,25% (mínimo asegurado independientemente del resultado real de la fórmula) y el IPC + 0,50%.

De forma excepcional, y según lo acordado en la Ley de Presupuestos para 2018, las pensiones se revalorizarán en los años 2018 y 2019 en línea con la inflación. Queda por ver si para el año 2020 se retoma el IRP, se mantiene el IPC como referencia o bien se recurre a otra fórmula.

¿Qué va a suceder en los próximos años?

Las proyecciones sobre ingresos y gastos de la Seguridad Social, evolución demográfica, cuantía media de la pensión del sistema y evolución del número de pensionistas arrojan un claro resultado: la situación en los próximos años no va a permitir revalorizaciones anuales de las pensiones superiores al mínimo del 0,25% que marca la ley. Esto quiere decir que los jubilados verán caer el poder de compra de sus pensiones en tanto en cuanto la inflación exceda el 0,25% anual. Esto ya ha sucedido: la inflación de 2017 cerró en el 1,1%, mientras que la revalorización de las pensiones se limitó al 0,25%. Por tanto, la pérdida de poder adquisitivo asciende al 0,85%.

Teniendo en cuenta que una tasa de inflación normalizada según criterios del Banco Central Europeo se sitúa en el 2%, la pérdida de poder adquisitivo anual de los pensionistas a lo largo de los próximos años sería del 1,75% si se aplica el IRP.

Se amplía la brecha entre base de cotización máxima y pensión máxima

Además, según apunta la consultora Willis Towers Watson, una de las medidas tomadas por el Gobierno para reducir el déficit de la Seguridad Social ha llevado a incrementar la base de cotización máxima de los trabajadores muy por encima de lo que ha aumentado la pensión máxima, lo que amplía la brecha entre lo que se cotiza y lo que se percibe, una tendencia que tenderá a mantenerse en los próximos años.  

Inflación y pensiones

Valoración del artículo

4,8 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

2 votos

168 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

Jose Luis Escalada Pastor 07 de mayo de 2017 | 11:42
Tengo 63 años cobro una pension por discapacidad permanente Por haber estado últimamente trabajando por el régimen general.Tambien he cotizado por el régimen de autonomo anteriormente Tengo derecho a cobrar las dos pensiones
Instituto BBVA de PENSIONES 08 de mayo de 2017 | 18:03

Estimado José Luis.

Solo se puede tener derecho a dos pensiones, cuando uno ha cotizado 15 años de forma simultanea a dos regímenes. 

Si ese no es su caso, lo que harán es tenerle en cuenta todas las cotizaciones.

Un cordial saludo