Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Compartir

  • Youtube
  • RSS

PT

Instituto BBVA de pensiones

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Características del régimen de jubilación para los empleados de hogar

Tienen el mismo régimen de jubilación, y la misma edad de retiro, que el resto de profesionales pero de momento no pueden acceder a jubilación anticipada ni parcial.
Características del régimen de jubilación para los empleados de hogar

© Wavebreak Media - www.photaki.es

28 de abril de 2014 | 00:00

Desde el 1 de enero de 2012, el Régimen Especial de la Seguridad Social de los empleados de hogar quedó integrado en el Régimen General de la Seguridad Social, de acuerdo a lo señalado en la Disposición Adicional Trigésima Novena de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

Esto quiere decir que la jubilación de las empleadas del hogar queda equiparada a la de cualquier otro colectivo, es decir, que se rige por las mismas normas. Es decir, que la prestación se concede con la misma extensión y en los mismos términos y condiciones que en el Régimen General de la Seguridad Social. Además, según explica Begoña Bernaldo de Quirós Fidalgo, abogada de Viciano Abogados, la edad de jubilación es la misma que en el Régimen General. Sin embargo, hay algunas particularidades.

¿Cuáles son esas particularidades?

Lo que ocurre es que las condiciones de jubilación de las empleadas del hogar son menos flexibles que las del resto, pues en principio no se contempla la jubilación anticipada salvo que resulte aplicable lo previsto en la Ley 47/1998, sobre jubilación anticipada por derecho transitorio cuando se computan cotizaciones de diversos regímenes; tampoco se protegen en este régimen la jubilación parcial ni la jubilación especial a los 64 años. Sin embargo, sí es aplicable el régimen de jubilación flexible, regulada en el Real Decreto 1132/2002, de 31 de octubre, según explica la abogada.

¿Cómo son las bases de cotización?

Las bases de cotización para el año 2014 se determinaron con arreglo a una escala de varios tramos, que va desde 147,86 euros al mes hasta 790,65 €/mes, en función de la retribución percibida (conforme a la jornada realizada), y el tipo de cotización por contingencias comunes es del 23,8% (19,85% a cargo del empleador y 3,95% a cargo de la empleada). Desde el año 2014 hasta el año 2018, las retribuciones mensuales y las bases de cotización de la escala se actualizarán en idéntica proporción al incremento que experimente el salario mínimo interprofesional en cada uno de esos años. A partir de 2019, la cotización será como en el Régimen General.

Desde el año 2012 hasta el año 2018, a efectos del cómputo de cotizaciones para causar derecho a las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, incapacidad temporal, maternidad y paternidad, las horas efectivamente trabajadas en el mismo se determinarán en función de las bases de cotización, divididas por el importe fijado para la base mínima horaria del Régimen General por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para cada uno de dichos ejercicios.

¿Hay coberturas que no están incluidas?

Sí. La acción protectora del Sistema Especial para Empleados de Hogar no comprende, al menos de momento, la correspondiente a la prestación al desempleo.

El subsidio por incapacidad temporal, en caso de enfermedad común o accidente no laboral, se abonará a partir del noveno día de la baja en el trabajo, estando a cargo del empleador el abono de la prestación al trabajador desde los días cuarto al octavo de la citada baja. El pago de este subsidio, se efectúa directamente por la entidad a la que corresponda su gestión (Real Decreto 1596/2011, de 4 de noviembre).

¿Quién paga las cotizaciones?

El titular del hogar familiar o cabeza de familia que tenga algún empleado de hogar a su servicio de manera exclusiva o permanente (o con carácter parcial o discontinuo en función a la retribución que satisface) está obligado a cotizar al Sistema Especial de la Seguridad Social de empleados de hogar; salvo que el empleado de hogar preste sus servicios durante menos de 60 horas mensuales por empleador y haya acordado con este último la asunción de las obligaciones en materia de encuadramiento en este sistema especial.

En ese caso, será el propio empleado el sujeto responsable de cumplir la obligación de cotizar. Debe ingresar la aportación propia y la correspondiente al empleador o empleadores con los que mantenga tal acuerdo, tanto por contingencias comunes como por contingencias profesionales.

 

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

84 Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.