Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Cómo repercute a los afectados por EREs el recorte en ayudas previas a la jubilación

Conoce cuál es el impacto de la medida aprobada el pasado 29 de enero de 2014

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Cómo repercute a los afectados por EREs el recorte en ayudas previas a la jubilación

Desde 1994, el Gobierno Español concede ayudas a los afectados por procesos de reestructuración empresarial que están destinadas a aquellas personas que han sido despedidas a pocos años de su jubilación y no cuenten con ingresos del trabajo hasta dicha jubilación.

Cambios

Una de las novedades de la norma aprobada este año frente a la vigente desde 1994 es que las personas que quieran acogerse a estas ayudas deberán acreditar al menos dos años de antigüedad en la empresa de la que han sido despedidos. Recordemos que el coste no solo lo asume la Administración Pública, que corre con el 40% de la ayuda, sino también la empresa, que se hace cargo del 60% restante.

Por otro lado, la normativa de 1994 establecía que las ayudas se concedían como máximo durante los cinco años previos a la jubilación, mientras que en esta nueva normativa se contempla un periodo temporal máximo de los cuatro años previos a la jubilación.

El resto de condiciones y cuantías se mantienen: es necesario sumar la cotización suficiente para acceder a la jubilación a fecha de la solicitud y la cuantía de la ayuda es el resultado de calcular el 75% de la base de cotización de los últimos seis meses dividida entre siete. Estas subvenciones se actualizan, cada año, del mismo modo que se establece para las pensiones.

Durante el período de percepción de la ayuda, el trabajador beneficiario será considerado en situación asimilada al alta en el Régimen General de la Seguridad Social, con obligación de cotizar estando el importe de la cotización que corresponda, calculado según el artículo 5 del Real Decreto 3/2014, incluido en la ayuda, aunque estará excluido a efectos de la acción protectora del sistema de la Seguridad Social, además de todas las prestaciones derivadas de contingencias profesionales, de las prestaciones derivadas de contingencias comunes que no tengan la naturaleza de pensiones.

Efectos

El efecto más inmediato es el del impacto en los ingresos respecto a la situación previa como trabajador asalariado. La ayuda supone un porcentaje de nuestro anterior salario, que vendrá determinado por la base de cotización. Por tanto, vamos a ver reducidos nuestros ingresos en una etapa vital en la que probablemente no contábamos con ello, puesto que nuestro objetivo de planificación de ahorro iría enfocado a la jubilación, mientras que ahora tenemos un horizonte de varios años en los que hacer frente a nuestros gastos con unos ingresos menores a lo esperado.

Por otro lado, el importe de la ayuda mantiene su esquema de cálculo, pero el período máximo a percibirlo es de cuatro años y no de cinco como antes, por lo que contamos con un menor período de protección en caso de ser incluidos en un expediente de regulación de empleo.

Otro efecto no menos importante recae sobre el cálculo de la futura pensión. Aunque el perceptor de estas ayudas estará obligado a cotizar puesto que su situación será asimilada al alta en el Régimen General de la Seguridad Social, estará cotizando por un importe menor que como asalariado, computando además para el cálculo de la pensión puesto que el periodo que se considera en 2014 son los últimos 17 años (recordemos que estamos en proceso de aumentar de los históricos 15 a los 25 que se establecerán en 2022).

Por tanto, esta situación no solo supone una pérdida de renta en el periodo de percepción de la ayuda, sino que tendrá una repercusión considerable en la futura pensión de jubilación.

Esto nos recuerda la importancia de planificar detalladamente la jubilación e ir haciendo esfuerzos constantes de ahorro que, aunque pequeños, tienen una enorme repercusión en el largo plazo. Su objetivo no solo es disfrutar de la jubilación soñada, sino que puede ser esencial para ayudar a sortear estas situaciones imprevistas.  

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

Roberto 09 de mayo de 2014 | 19:17
Al año que viene en AGOSTO hare los 61 años tengo dudas hubo un ERE en la empresa y me echaron, en Junio de 2010 fui al paro y ya se me ha hacabado en el año pasado trabaje 6 dias cogierndo fruta asegurado en la seguridad social pero sin sacarme del paro. Me podria jubilar a los 61 con el plan antiguo. Tengo cotizados 32 años y 8 meses .MUCHAS GRACIAS POR SU ATENCION
Instituto BBVA de PENSIONES 09 de mayo de 2014 | 19:48

Estimado Roberto,

gracias por tu consulta.

En principio si no has causado nuevo alta, no deberia suponer una restricción. En todo caso y como no tenemos esa información, consúltalo con tu delegación del INSS.

En todo caso, la jubilación anticipada por cese no voluntario requiere al menos 33 años cotizados y serían 4 años antes de la edad oficial de jubilación, que el año que viene será de 65 años y tres meses.

Aquí tienes más información.

Quiero jubilarme antes de tiempo. ¿Qué condiciones y requisitos he de cumplir?

Recibe un cordial saludo.

 

jaume alberti boada 02 de mayo de 2014 | 12:12
Buenos dias: Procedo de un ERE de extinción de contrato, en octubre haré 62 años. Actualmente estoy apuntado al paro. Puedo rescatar mi Plan de Pensiones BBVA Plan Tranquilidad 16 antes de la fecha prevista 30-09-2016. Tendré alguna penalización. Puedo rescatar una parte solamente?. Gracias
Instituto BBVA de PENSIONES 05 de mayo de 2014 | 12:28

Buenos días Jaume y gracias por el comentario.

Desde la iniciativa "Mi jubilación" no comentamos nada sobre las condiciones de productos concretos, ni de BBVA, ni de ninguna otra entidad.

Es por ello que te pedimos te pongas en contacto con BBVA Pensiones a través del teléfono 902 36 30 36, o bien en cualquier oficina de BBVA donde estarán encantados de atender estas cuestiones.

Gracias de nuevo. Un saludo,