Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Consejos para mejorar el resultado de tu Declaración de la Renta de 2022, ahora que todavía estás a tiempo de implementarlos

Compartirnos algunos consejos sobre posibles decisiones que puedes tomar para reducir la carga fiscal en tu Declaración de la Renta 2022, que podría tomar antes de 31 de diciembre. Luego será tarde.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Imprimir
Consejos para mejorar el resultado de tu Declaración de la Renta de 2022, ahora que todavía estás a tiempo de implementarlos

@canweallgo - www.unsplash.com

4,5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 73%
  • 4 8%
  • 3 15%
  • 2 4%
  • 1 0%

24 votos

744 visualizaciones

Se acerca el final de este año 2022 y, con el mismo, llega la última posibilidad de tomar decisiones que permitan reducir el gravamen fiscal en el IRPF cuando, entre abril y junio de 2023, debamos presentar la Declaración de la Renta 2022. El objetivo de este tipo de medida sería lograr:

  • Bien, lograr reducir el importe a pagar en tu próxima Declaración de Renta porque las retenciones e ingresos a cuenta que te hayan practicado durante el ejercicio (por ejemplo, sobre los sueldos que te hayan pagado como empleado o sobre las facturas que emitas como autónomo) hayan sido menores que el nivel de gravamen que te que correspondería teniendo en cuenta tu nivel de ingresos.

  • O bien, para lograr que la Declaración 2022 te salga a devolver o aumentar el importe de la devolución.

  • Y al mismo tiempo lograr otro objetivo principal, como por ejemplo ahorrar para tu jubilación (generar una renta complementaria a tu pensión pública), colaborar con ONGs que presten ayuda a personas en situación desfavorecida o estén involucradas en otras causas sociales, mejorar la eficiencia energética de tu vivienda.

 Estos son las medidas y acciones que podrías tomar:

1. Amortiza más cuota del crédito hipotecario de tu vivienda hasta, por ejemplo, llegar al máximo legal permitido (si tuvieses el derecho a hacerlo)


Únicamente podrías aplicarte esta deducción en IRPF si hubieses adquirido tu vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013
, o hubieses pagado cantidades para la construcción de la misma antes de esa fecha, o hubieses pagado cantidades con anterioridad a 1/1/2013 por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, siempre que las citadas obras hayan finalizado antes del 1 de enero de 2017.


En el caso de adquisición, rehabilitación, construcción o ampliación de la vivienda habitual el importe de la deducción en la cuota íntegra del IRPF asciende al 15% de los gastos satisfechos durante 2022 (en el caso de hipoteca, amortización, intereses y gastos derivados de la financiación), con una base máxima sobre la que aplicar ese porcentaje de 9.040 euros.

La deducción del 15% consta de un tramo estatal del 7,5% (aplicable sobre la cuota íntegra estatal). Por otro lado, existe un tramo autonómico (aplicable sobre la cuota íntegra autonómica.) Con carácter general se aplica a este tramo autonómico el 7,5%, a menos que se fije lo contrario.

Amortizar más importe de la hipoteca, ¿Una forma de ahorrar?
Además, ten en cuenta que según se va amortizando la hipoteca, supone menos deuda sobre tu vivienda, lo que representa una forma de ahorrar, ya que descontando al valor de la vivienda su pasivo (deudas), cada año que transcurre su valor neto (activo menos deudas) va siendo superior. A veces se utiliza la expresión coloquial e inexacta para describir esa realidad “ cada año eres un poco más propietario de tu casa”.

Esto es aún más cierto cuantos más años pasen desde la constitución de crédito hipotecario, ya que, de acuerdo al sistema francés de amortización de préstamos (que es el utilizado en España), los primeros años del préstamo se amortizan más intereses, y en los años finales casi todo lo que se amortiza es capital debido.


2. Incrementa tus donaciones a ONGs: haz donaciones extraordinarias de fin de año

Estas donaciones puntuales o extraordinarias podrían, también, ser adicionales y complementarias a las donaciones periódicas mensuales que ya estuvieras realizando. Su fin podría ser ayudar a atender una situación de emergencia (ejemplo, ante una catástrofe natural) o bien realizar los micro donativos en fechas concretas (campañas de concienciación, navidades).

Al hacer estas donaciones puntuales, al mismo tiempo que mejoras el resultado de tu declaración, ayudas a personas que no lo están pasando bien, en fechas tan tristes para ellos como las navidades.


Puedes deducirte las donaciones que realices a organizaciones sin ánimo de lucro a las que les aplique la Ley del régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

Se aplica en la cuota íntegra del IRPF una deducción del 80% por los primeros 150 euros donados en el ejercicio, y un 35% a partir de esta cantidad o un 40% si en los dos años anteriores se hubiera hecho donaciones a esa misma entidad por un importe igual o superior cada año respecto del anterior.

Estas deducciones no pueden superar el 10% de la base liquidable del ejercicio.

También te puedes deducir el 10% de donativos a fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública a las que no les aplique la Ley del Mecenazgo.

3. Haz obras que mejoren la eficiencia energética de tu vivienda

 Es posible deducirse las obras realizadas (desde el 6 de octubre de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2022) en la vivienda habitual o vivienda arrendada cuyo fin sea la mejora de la eficiencia energética.

Existen tres supuestos de deducción, cada uno con sus importes límite, por obras de mejora de la eficiencia energética de viviendas habituales o alquiladas:

  • Deducción del 20% por obras de mejora, hasta 5.000, euros que reduzcan la demanda de calefacción y refrigeración hasta 31 de diciembre de 2022.

  • Deducción del 40% por obras de mejora, hasta 7.500 euros, que reduzcan el consumo de energía primaria no renovable hasta el 31 de diciembre de 2022.

  • Deducción del 60% por obras de rehabilitación energética, hasta 5.000, euros (acumulada hasta 15.000 euros) de edificios de uso predominante residencial hasta el 31 de diciembre de 2023.

La base de la deducción son las cantidades satisfechas por las obras, durante esos plazos, con el límite del importe máximo indicado en cada caso.

4. Aporta a planes de pensiones u otros instrumentos de previsión social alternativos: aportar más o empezar a aportar

Aportando a planes de pensiones, además, de mejorar el resultado de tu Declaración de la Renta de 2022, difiriendo la tributación del plan de las pensiones al futuro (al momento del rescate), estarás ayudando a tu yo del futuro, enviando ingresos al futuro y generando una renta complementaria a tu pensión pública.

El límite general de aportación a planes de pensiones e instrumentos alterativos de previsión social son 1.500 euros anuales (*). El límite máximo de reducción aplicable en la base imponible general del IRPF por las aportaciones y contribuciones a esos planes de pensiones o sistemas de previsión social alternativos es la menor entre 1.500 euros y el 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

Estas aportaciones a sistemas de previsión social que se integran en ese límite general pueden realizarse a:

  • Planes de pensiones individuales (PPI)

  • Planes de Previsión Asegurados (PPA)

  • Producto Paneuropeo de Pensiones individuales ( actualmente no comercializado en España por ninguna entidad)

  • También a instrumentos de previsión social empresarial (por ejemplo, planes de pensiones de empleo), tanto las aportaciones del trabajador como las contribuciones del empleador.

El anterior límite general o conjunto de 1.500 euros se podrá incrementar en hasta 8.500 euros anuales (hasta un total de 10.000 euros), siempre que tal incremento provenga bien de contribuciones empresariales a sistemas de previsión social empresarial, o bien de aportaciones del trabajador al mismo instrumento de previsión social por importe igual o inferior al resultado de aplicar a la respectiva contribución empresarial el coeficiente que resulte del siguiente cuadro:

 Importe anual de la contribución  Coeficiente
 Igual o inferior a 500 euros  2,5
 Entre 500,01 y 1.000 euros  2
 Entre 1.000,01 y 1.500 euros  1,5
 Más de 1.500 euros  1

Quizás 1.500 euros te pueden parecer un límite bajo. Pero a largo plazo, ahorrar 1.500 euros anuales, por el efecto  de que la inversión y el interés compuesto tiene en tu capital  acumulado ahorrado  ( ver aquí ese efecto), podrías obtener durante tu jubilación, durante un periodo de 20 años, una renta mensual de 464 euros (constituida a partir de un capital total que acumularías de 110.000 euros), gracias a esas realizar esa aportación anual de de 1.500 euros durante 35 años. Ello suponiendo una rentabilidad financiera de esas aportaciones del 4% (fuente caso: Instituto de Estudios Económicos).

Valoración del artículo

4,5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 73%
  • 4 8%
  • 3 15%
  • 2 4%
  • 1 0%

24 votos

744 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter