Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Coronavirus y ahorro para la jubilación. Qué hacer con mi dinero ante la coyuntura actual

Ante la emergencia sanitaria que estamos viviendo, es comprensible en estos días que muchos inversores se pregunten qué hacer con su dinero. El miedo es libre y no todas las personas toleran los altibajos en el valor de sus inversiones, bien por desconocimiento financiero, bien por la necesidad de hacer frente a obligaciones financieras en el corto plazo. Desde el Instituto BBVA de Pensiones queremos hacer una serie de reflexiones generales sobre cómo proceder en estos casos.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir

Imprimir
Coronavirus y ahorro para la jubilación. Qué hacer con mi dinero ante la coyuntura actual

@purzlbaum - www.unsplash.com

4,1 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 55%
  • 4 28%
  • 3 2%
  • 2 7%
  • 1 7%

38 votos

6395 visualizaciones

Lo primero de todo, es preciso aclarar que el ahorro para la jubilación es un objetivo a muy largo plazo. Salvo para las personas cercanas a la misma o ya jubiladas, en la mayoría de los casos estamos hablando de décadas hasta que necesitemos disponer de dichos ahorros para la jubilación. El recorte en las valoraciones de los activos en que invierten los planes de pensiones hace que la rentabilidad de estos fluctúe en estos días, ocasionando que estos incurran en minusvalías temporales. Estas pérdidas acaban corrigiéndose con la normalización de los mercados en los próximos meses y años. Insistimos, salvo que nos quede poco para el momento en que queramos cobrar nuestro plan de pensiones, no deberíamos preocuparnos del mismo. Más adelante, profundizaremos más sobre qué hacer con el plan de pensiones en el caso de ser una persona mayor.

Pero, ¿qué debemos hacer con el resto de nuestros ahorros?

En estos momentos de incertidumbre, es imprescindible hacer un buen ejercicio de planificación financiera que nos permita encarar los próximos meses con una cierta tranquilidad. Para ello, deberemos plantear un escenario realista incluyendo, por ejemplo, contingencias como qué sucedería si alguno de los miembros del hogar perdiese su puesto de trabajo o sufriese una merma de ingresos. Por tanto, conviene calcular qué ingresos y qué gastos (reduciendo todo lo superfluo en estos últimos) tendremos en los próximos meses para determinar si nos tocará vivir en una situación de superávit o de déficit.

En línea con lo anterior, si prevemos déficit en la ecuación, procuraremos hacer líquidos todos aquellos activos que sean susceptibles de convertirse en cash. Adicionalmente, conviene migrar a perfil conservador todas aquellas inversiones en activos de riesgo (fondos, acciones…) por el importe que preveamos necesitar en el corto plazo, ya que la volatilidad de los mercados puede jugarnos una mala pasada, por ejemplo, provocando que el día en que queramos reembolsar dicha inversión el mercado haya tenido una mala sesión. En momentos de incertidumbre la liquidez puede ayudarnos a hacer compras o pagos.

¿Quiere decir esto que deberemos hacer líquidas o vender todas nuestras inversiones, especialmente, la parte de fondos de inversión, acciones, carteras?

La respuesta es NO. En el párrafo anterior sugeríamos hacer líquidas o llevar a posiciones conservadoras SOLO aquella parte de nuestras inversiones necesarias para hacer frente a pagos en los próximos meses. El resto de nuestro patrimonio financiero, si no tenemos necesidad de disponer de él en los próximos ejercicios, deberemos mantenerlo con la misma vocación de inversión a largo plazo que venía teniendo hasta ahora, por tanto, misma filosofía que la comentada para nuestros planes de pensiones. No lo tocaremos, siempre que la cartera de inversión esté bien construida, es decir,  con una adecuada diversificación en clase de activo, área geográfica, divisa, etc. Es más, en estos momentos es cuando es más útil la ayuda de un asesor financiero que revise nuestras posiciones y confirme lo anterior. Estos profesionales nos ayudarán a tomar decisiones menos apresuradas que las que solemos adoptar nosotros ante eventos de mercado como los actuales.

¿Qué debo esperar en los próximos días/meses en cuanto a valoración/rentabilidad de mis ahorros?

El entorno de mercados para los próximos meses está sujeto, inevitablemente a volatilidad, la cual dependerá, en primer lugar, de cuán acertados sean los países afectados en poner freno a la propagación del COVID-19 y, en segundo lugar, de las políticas monetarias y fiscales que se pongan en marcha para hacer frente a la crisis posterior.

Dos reflexiones en este sentido:

  1. Aquellos que quieran retirarse de posiciones inversoras de riesgo (renta variable, mayormente), ya lo hacen tarde, con lo cual no evitan la corrección de mercado que ha tenido lugar en sus inversiones
  2. Los que finalmente hacen líquida su inversión o se retiran a posiciones conservadoras se pierden los rebotes o recuperaciones rápidas que se producen en los mercados en las sesiones posteriores a las de la corrección, materializando pérdidas mayores a las de aquellos que permanecen invertidos

En definitiva, para aquella parte de nuestro patrimonio orientada al largo plazo, lo mejor es dejar que las valoraciones se normalicen. Como ejemplo, mostramos el gráfico del índice bursátil más representativo del mercado estadounidense, el S&P500, desde julio de 2007 hasta hoy. Como puede apreciarse, el índice tardó unos cinco años hasta que recuperó posiciones de pre-crisis, e incluso acabó más que superándolas en años venideros.


En relación con las reflexiones anteriores, merece la pena recordar que la mejor forma de entrar (y también de salir) de nuestras inversiones en activos de riesgo es con pequeñas cantidades mes a mes. Aportando pequeñas cantidades mensuales a nuestro fondo de inversión o plan de pensiones conseguimos distribuir nuestra inversión en el tiempo, comprando más participaciones cuando éstas bajan de valor y menos cuando suben, pero en media adquiriéndolas a un buen precio.

¿Y qué hago entonces con mis planes de pensiones?

A diferencia de los fondos de inversión o acciones, los planes de pensiones no son rescatables diariamente. Solo en el caso de estar ya jubilado, tener una enfermedad grave o incapacidad, estar desempleado o contar con participaciones con 10 ó más años de antigüedad (a 1 enero de 2025), podemos disponer del dinero acumulado en estos productos. 

Sin embargo, el Real Decreto 11/2020 de 31 de marzo habilita un nuevo supuesto extraordinario de liquidez para aquellas personas (trabajadores o empresarios) que hayan sufrido merma de ingresos como consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19. Así, desde el 14 de marzo y, previa prueba documental  de dicha situación (ERTE, despido, cierre temporal de negocio), se podría solicitar a la entidad gestora el rescate del plan de pensiones por un importe igual o menor a la reducción de sueldo o ingresos. Recordemos que el rescate de planes tributaría como rendimiento del trabajo en IRPF y que, por lo comentado en el post, no es el mejor momento para rescatar planes de pensiones por las bajas valoraciones de sus activos (mejor considerar antes otros productos con mejor fiscalidad de reembolsos)

Por tanto, si no precisamos recurrir al plan de pensiones, lo que sí debemos plantearnos es si estamos o no en el plan de pensiones adecuado por perfil de inversión. Aquellos en edad joven deberán contar con perfiles dinámicos (con fuerte componente de Bolsa), por todo lo comentado sobre potencial de revalorización al cabo de los años, mientras que aquellos que se aproximen a la jubilación, o mejor dicho, al momento en que se planteen rescatarlos, deberían primar planes más conservadores. Igual sucede para aquellos que, estando en situación de desempleo o ERTE, se planteen cobrar la totalidad o parte de los derechos consolidados para hacer frente a pagos. A pesar de todo el potencial de subida del mercado, les conviene salvar la cantidad que tengan a fecha de hoy  a través del rescate del plan o de su migración a un plan conservador.

¿Debo seguir aportando a mi plan de pensiones?

Dependerá de su situación financiera. Si prevé inestabilidad laboral, paralice sus aportaciones al plan de pensiones. Si no es el caso, continúe con el mismo ritmo de aportaciones mensuales, ya que comprará participaciones a mejor precio que venía haciéndolo y conseguirá mayores retornos para su inversión cuando los mercados se normalicen. Recuerde también que el plan es rescatable si Ud. cae en situación de desempleo, una vez agotada la prestación del SEPE.

Estoy cobrando mi plan vía rentas mensuales, ¿debo rescatarlo entero en forma de capital dada la actual situación de los mercados?

Por las mismas razones mencionadas en los párrafos anteriores, conviene mantener el plan de cobro vía rentas (con posibilidad de modificar su importe al alza o a la baja, según necesidad), dejando el capital invertido en el plan, ya que así éste puede beneficiarse de rebotes de mercado y de la normalización en las valoraciones de los activos en que invierte en los próximos ejercicios.

Tenga Ud. en cuenta la reducción del 40% para rescates en forma de capital relativos a aportaciones anteriores a 31/12/2006, pero siempre valorando si Ud. necesita una suma fuerte de dinero para hacer frente a un desembolso importante, de lo contrario quizás lo más interesante sea dejar el dinero invertido en su plan de pensiones para hacer frente a contingencias como posibles casos de dependencia o, simplemente, complementar su pensión.

En consecuencia, para los próximos meses le recomendamos:

  1. Hacer cuentas y primar la liquidez para hacer frente a imprevistos
  2. Determinar la parte de patrimonio que necesita hacer líquido y la que se refiere a ahorro de  largo plazo
  3. Para la parte de largo plazo, no deshacer fondos, planes, carteras…si la inversión está bien diversificada. Consulte con su asesor financiero para confirmar lo anterior
  4. No interrumpa su plan de aportaciones mensuales a su plan de pensiones o fondo de inversión, si su situación financiera no ha quedado afectada.

Conoce la actualidad de mercado (ESPECIAL COVID 19 -  13 abril 2020) de la mano de Joaquín García Huerga, Director de Estrategia Global de la Gestora de Fondos de inversión y Planes de Pensiones del Grupo BBVA.

Valoración del artículo

4,1 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 55%
  • 4 28%
  • 3 2%
  • 2 7%
  • 1 7%

38 votos

6395 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

Virginia 11 de abril de 2020 | 21:45
Buenas tardes Me gustaría saber si podría rescatar un plan de pensiones mixto, abierto en 2006,ya que soy parada de larga duración, y si fuese que sí, qué porcentaje se quedaría hacienda. Muchas gracias Un saludo
Instituto BBVA de PENSIONES 24 de abril de 2020 | 06:10

Estimada Virginia.

En primer lugar, para cobrar su plan de pensiones por desempleo, es preciso haber agotado la prestación. En cuanto al porcentaje a pagar a Hacienda, dependera del importe que Ud. rescate y del resto de rentas del trabajo y/o actividades económicas que Ud. perciba. Le recordamos que el rescate de planes de pensiones tiene la consideración de rendimientos del trabajo en el IRPF.

Un cordial saludo. 

Francisco Armada Rubio 21 de marzo de 2020 | 13:25
Tengo 63 años y medio y llevo cotizados 45 años,durante toda mi vida he trabajado media jornada de mañana y media de tarde ( 4 y 4 horas respectivamente)¿Me puedo acoger a una jubilacion parcial y trabajar solamente por la tarde?¿perderia valor adquisitivo en mi pension futura si continuo de esta forma ,hasta los 65 años?muchas gracias
Instituto BBVA de PENSIONES 22 de marzo de 2020 | 19:02

Estimado Francisco.

La reducción del 50% de la jornada es factible a través de esta forma.

En cuanto a la cuantía de la prestación, ha de tener en cuenta que no se cotiza aún por el 100% de la base de cotización que el trabajador poseía antes del acceso a este tipo de jubilación.

Un cordial saludo. 

Federico G. 19 de marzo de 2020 | 21:30
Y en el caso de que tengamos una cantidad económica no invertida en ninguna inversión, si no mas bien guardada en el propio banco o caja y viendo la que se nos viene encima por el coronavirus, si el país cae en bancarrota nuestros ahorros corren el riesgo de esfumarse ? corremos algún tipo de riesgo en los próximos meses viendo el panorama actual ?
Instituto BBVA de PENSIONES 25 de marzo de 2020 | 18:52

Estimado Federico.

 Sus depósitos están garantizados hasta 100.000 euros por cliente y entidad financiera por parte del Fondo de Garantía de Depósitos. Asimismo, el sistema de protección de depositantes ha sido unificado y reforzado con la DIRECTIVA 2014/49/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

de 16 de abril de 2014

relativa a los sistemas de garantía de depósitos.  

Además, recientemente el Banco Central Europeo ha inyectado más de 750.000 millones de euros, que se añaden a los 120.000 de la semana anterior para apuntalar la liquidez de bancos y mantener la prima de riesgo de bonos soberanos y de empresas en niveles que no paralicen el crédito, con lo cual, no debería preocuparse por el futuro de sus depósitos y cuentas bancarias en la zona euro.

Un cordial saludo.