Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Informe sobre pensiones de la OCDE: ¿Qué le depara el futuro a España?

La OCDE ofrece una interesante radiografía de la situación actual de los sistemas de pensiones de sus países miembros y vuelve a mostrar los enormes retos a los que se enfrenta España

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Informe sobre pensiones de la OCDE: ¿Qué le depara el futuro a España?

© TonelloPhotography - www.shutterstock.com/es

El futuro de las pensiones es un debate de actualidad en las esferas económicas, sociales y políticas. Y no solo en España. Los principales países de nuestro entorno se encuentran también inmersos en procesos de reformas con el fin de asegurar la sostenibilidad de sus sistemas de pensiones.

Recientemente conocíamos que el gasto en pensiones contributivas volvía a marcar un récord en España, al incrementarse en octubre de 2015 un 2,9% y situarse en 8.340 millones de euros. La partida de pensiones de jubilación, la más abultada de entre todas, supuso un gasto de 5.838,40 millones de euros, incrementándose un 3,58%.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que agrupa a 34 países miembros y cuya misión es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo, ha dado a conocer en su informe “Pensions at a Glance 2015” un ilustrativo balance de la situación de los sistemas de pensiones de sus países miembros, así como el progreso en sus procesos de reformas.

La cuestión clave sobre la que pivota el análisis es si los sistemas actuales, tal y como están concebidos, podrán asegurar no solo la sostenibilidad, sino también la suficiencia de las futuras pensiones. Es decir, si se podrá garantizar a los futuros pensionistas un nivel de vida similar al que disfrutan los actuales, que están en niveles de la población media y en el caso de algunos países incluso por encima.

Las peculiaridades de España

Nuestro país acredita algunas peculiaridades que son sin duda positivas valoradas de manera atemporal e individualizada, pero que generan cierta incertidumbre sobre el futuro de su modelo.

Su estructura poblacional tiende a un fuerte envejecimiento

España es uno de los países en los que la esperanza de vida es más elevada. En el caso de las mujeres, con casi 85 años de esperanza de vida actual, se sitúa en lo más alto del ranking solo detrás de Japón. En el caso de los hombres, con casi 80 años de esperanza de vida, se encuentra también en las primeras posiciones. Un español medio tiene una esperanza de vida de 82 años.

En paralelo, la tasa de fertilidad ha descendido notablemente, pasando de los 2,86 hijos por mujer en 1960 a los actuales 1,27. Se espera cierta recuperación en las próximas décadas, estimándose tasas de 1,63 en 2020 y de 1,83 en 2060.

Por tanto, tendemos a una estructura demográfica fuertemente envejecida, o lo que es lo mismo, a una pirámide poblacional fuertemente invertida, con una gran masa poblacional de personas de edad avanzada y un déficit de población en edad activa.

Esta relación entre población de edad avanzada (e inactiva laboralmente hablando) y población joven y de mediana edad se recoge en lo que se conoce como tasa de dependencia. Esta tasa se define como el número de individuos en edades a partir de 65 años por cada 100 personas en edad de trabajar (entre 20 y 65 años). Y su evolución es muy llamativa en el caso de España.

En 1950 había 12,8 personas mayores de 65 años por cada 100 personas activas. La tasa actual es de 29,6. En 2025 se espera que se sitúe en 36,3. Y en 2050 se estiman nada menos que 73,2 personas mayores de 65 años por cada 100 personas en edad de trabajar.

Es evidente el desafío demográfico para el futuro del sistema de pensiones: cada vez hay más jubilados que, en virtud de una mayor esperanza de vida perciben la pensión durante más años, y cada vez hay menos personas contribuyendo al sistema con sus cotizaciones, derivado de un fuerte descenso en la natalidad.

El sistema de pensiones español es uno de los más generosos en términos relativos

España es uno de los países que mayor pensión paga en relación al último salario. Este cociente se conoce como tasa de sustitución. En España, según datos de la OCDE y para un trabajador medio, el importe de la pensión de jubilación es de un 82,1%. Esta cobertura es muy elevada, teniendo en cuenta que la tasa de sustitución media de los países de la OCDE es de apenas un 52%.

Tasa de sustitución OCDE

Pero el dato para España es aún más relevante teniendo en cuenta que está basado íntegramente en la aportación del sistema público de pensiones (la pensión de la Seguridad Social), mientras que en otros países la tasa se deriva de la contribución total suma de sistemas de previsión obligatorios (tanto públicos como privados) y de sistemas de previsión voluntaria.

Este es el caso de, por ejemplo, Irlanda, que cuenta con una tasa de sustitución del 65% como suma del 34,7% del sistema público obligatorio y del 30,3% del sistema de previsión voluntario. Alemania es otro ejemplo, con una tasa de sustitución del 50% suma del 37,5% del sistema público obligatorio y del 12,5% del sistema voluntario.

Es decir, España tiene comparativamente una tasa de sustitución muy elevada, es decir, ofrece unos ingresos en la jubilación muy próximos a los de la etapa en activo para un salario medio, con la particularidad además de que estos ingresos dependen íntegramente del sistema público de pensiones.

Los retos son de una gran magnitud y trasladan la sensación de que, adicionalmente a las reformas recientes, pueda ser necesario en el futuro tomar otro tipo de medidas para descargar algo de la enorme presión que soporta el sistema público de pensiones en España, como fomentar la previsión en el ámbito de la empresa con medidas de notable éxito en otros países como los sistemas de “autoenrollment” y, en todo caso, concienciar a los actuales trabajadores de que deberán asumir una mayor responsabilidad en la planificación de su futura jubilación mediante el ahorro voluntario.

Accede al informe completo de la OCDE “Pensions at a Glance 2015” (en inglés)  

Accede al informe resumido de la OCDE "Pensions at a Glance 2015" (en español)

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún