Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Iniciación al ahorro: Los distintos tipos de renta fija y sus características

El concepto “renta fija” aglutina una gran diversidad de activos con grandes diferencias entre ellos que conviene conocer

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Iniciación al ahorro: Los distintos tipos de renta fija y sus características

© Singkham - www.shutterstock.com/es

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

108 visualizaciones

Los mercados de renta fija, también conocidos como mercados de bonos, comprenden la compra venta de una amplia variedad de productos de renta fija. Suelen ser considerados mercados mayoristas dado el amplio volumen de las operaciones que en ellos se negocian, aunque se han ido abriendo cada vez más a los inversores particulares en los últimos años, tendencia que continuará en el futuro.

Las emisiones de renta fija son mecanismos por el cual las empresas públicas o privadas, o también los Gobiernos y otras administraciones se financian. Los inversores, es decir, quienes prestan el dinero a cambio de estos títulos, esperan obtener como retorno en fecha de vencimiento de la emisión el principal del capital aportado más unos intereses. Estos intereses en algunas modalidades de renta fija se van abonando durante la vida del título en forma de cupones periódicos.

La renta fija es un activo financiero que en ocasiones genera cierta confusión, pues por el término “fija” se puede entender que está exenta de riesgo, cuando realmente no es así. La renta fija está sujeta fundamentalmente a dos tipos de riesgo:

  • Riesgo de crédito: Relativo a la posibilidad de que el emisor no pueda hacer frente a sus compromisos de recompra de los títulos o de abono de los intereses periódicos.
  • Riesgo de tipos de interés: Este riesgo afectará a aquellos inversores que no esperen al vencimiento de sus títulos y que pretendan negociarlos antes del mismo. Si suben los tipos de interés, el precio de un título de renta fija ya emitida bajará, pues las nuevas emisiones a un tipo superior harán dicho título menos atractivo. El razonamiento es el contrario cuando bajan los tipos de interés.

Los mercados de renta fija son muy amplios, existiendo una enorme variedad de emisiones. Es importante comprender que, aunque el concepto renta fija nos evoque inversiones conservadoras, existen muchos tipos de renta fija con diferentes niveles de riesgo. Puede haber títulos de renta fija sujetos a altos niveles de riesgo, si bien optarán a ofrecer rentabilidades muy superiores a los activos más conservadores.

Los distintos tipos de renta fija

Según el tipo de emisor

  • Renta fija pública: Son los bonos emitidos por los Estados o los Tesoros Públicos (Deuda Pública) y son conocidos también en Europa como bonos soberanos.
  • Renta fija privada: Emitida por compañías privadas. Son los segundos en importancia tras el sector del mercado de los bonos gubernamentales y constituyen en torno al 30% del mercado mundial de renta fija.

Según el tipo de rendimiento que genera

  • Títulos de rendimiento explícito: El interés pagado (cupón) se pacta expresamente y se percibe periódicamente a lo largo del tiempo entre la emisión y el vencimiento.
  • Títulos de rendimiento implícito: El rendimiento se obtiene por la diferencia entre el valor de transmisión y el valor de adquisición. Cualquier activo financiero emitido al descuento, como por ejemplo las Letras del Tesoro, tiene un rendimiento implícito.

Según el plazo de emisión

  • Renta fija del mercado monetario: activos de renta fija a corto plazo (no suele exceder los 18 meses). Estos activos tienen muy bajo riesgo y elevada liquidez, ya que es fácil encontrar contrapartida para su compra o venta en el mercado secundario.
  • Renta fija del mercado de capitales: activos que se emiten a plazos medios y largos (a partir de dos años).

Según el riesgo del emisor

La calificación crediticia del emisor, que es un indicador de la solvencia del mismo y que tiene en cuenta variables como la cuenta de resultados o la capacidad para generar ingresos y beneficios es provista por compañías independientes especializadas, como Moody’s, Standard & Poor’s o Fitch. Todas tienen una escala de calificación desde la nota para las emisiones más solventes a la nota para las que tienen una mayor posibilidad de impago:

  • Moody’s utiliza una escala entre Aaa (más solvente) y C (menos solvente).
  • Standard & Poor’s y Fitch utilizan una escala entre AAA (más solvente) y D (menos solvente).

Los bonos de alta rentabilidad (y por tanto alto nivel de riesgo) se denominan frecuentemente “high yield” y suelen ser emitidos por empresas o gobiernos con baja calificación crediticia.

Es fundamental acudir al rating de una emisión antes de invertir en ella

El rating o calificación crediticia del inversor es uno de los puntos a tener más en cuenta al valorar un activo de renta fija, pues sin tener criterios como éste en cuenta, nos quedaremos en que una Letra del Tesoro y un título de renta fija emergente son, en definitiva, activos de renta fija ambos, cuando el primero es un activo prácticamente sin riesgo y el segundo es un producto de alto riesgo. 

También nos puede ayudar a solucionar cuestiones como qué tiene más riesgo, un título de renta fija pública o uno de renta fija privada. Dependerá también del rating, pues una empresa con muy buena situación crediticia puede tener menor riesgo que la deuda de un gobierno con fuertes desajustes macroeconómicos.  

(*) Rafael Villanueva es Licenciado en Economía, Máster en Finanzas e Inversión Alternativa (FIA) y es experto en pensiones y planificación financiera de “Mi Jubilación”.

(**) Exención de responsabilidad por opiniones de terceros Las opiniones y pareceres firmados por personas independientes dentro de este site se realizan a título personal, sin que BBVA ni cualquiera de las empresas del Grupo tengan que compartir necesariamente la totalidad o parte de las mismas.

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

108 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún