Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

La ciencia lo respalda: jubilarse más tarde es saludable

Las evidencias son claras: retrasar la jubilación incrementa la calidad de vida y mantiene alejadas algunas patologías

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
La ciencia lo respalda: jubilarse más tarde es saludable

© Jeremy Bishop - www.unsplash.com

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

21 visualizaciones

Parece innegable que aquellos que nacen ahora o incluso aquellos que se incorporan en estos momentos al mercado laboral se jubilarán más tarde. De hecho, España ya se encuentra en estos momentos en una fase de incremento gradual de la edad de jubilación, desde los históricos 65 años hasta los 67 años, donde quedará fijada desde el año 2027. Pero no parece que los 67 años vaya a ser una edad de jubilación que perviva décadas. El incremento de la esperanza de vida es un fenómeno que, al menos de momento, no se detiene y condicionará el futuro de los sistemas de pensiones.

En nuestro entorno, la situación es parecida. Nuestros vecinos europeos también están viendo elevada la edad ordinaria de jubilación y países como Suecia van más allá: se ha llegado a debatir la posibilidad de establecer la jubilación a los 80 años. ¿Exagerado? Quizá ahora lo parece, pero nada se puede descartar en un futuro. Como expone José Antonio Herce, presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, la clave en el futuro de las pensiones es la longevidad, y una medida saludable a ese respecto sería vincular la edad de jubilación a la evolución de la esperanza de vida.

La jubilación desde el punto de vista vital

Los argumentos para retrasar la edad de jubilación se enmarcan en la necesidad de ajustar los flujos de ingresos y gastos de los sistemas de pensiones. Cuando la edad de jubilación se estableció en 65 años, la esperanza de vida se situaba ligeramente por encima de los 70 años. En media, se abonaban pensiones inferiores a los 10 años. Actualmente la esperanza de vida supera los 80 años y hacia mediados de siglo podría rondar los 90. Abonar jubilaciones durante 25 años es sin duda todo un reto financiero para el sistema.

Pero veámoslo desde un punto de vista vital: en esta evolución una persona de 70 años de este tiempo perfectamente podría equivaler a una persona de menos de 60 de hace unas décadas. La evolución en el ámbito de la medicina ha incrementado exponencialmente la calidad de vida de los mayores. Por tanto, si vamos a vivir 90 años, ¿no nos gustaría estar física y mentalmente activos con 70?

Podemos ir más allá: numerosos estudios demuestran que en muchos casos el trabajo es mucho más saludable que encontrarse ocioso, y que en el caso de muchas personas el declive tanto físico como mental comienza en el tránsito del mundo laboral a la jubilación. Un estudio de la prestigiosa Universidad de Columbia afirma que “la jubilación puede deteriorar la capacidad cognitiva” y que la motivación que implica estar inmerso en una actividad laboral y la interacción social que supone tienen mucho que ver con mantener una mente saludable.

Trabajar más puede implicar vivir más, según un estudio del Journal of Epidemiology & Community Health, que afirma que las posibilidades de vivir más años se incrementan en aquellos que prolongan su vida laboral entre los 66 y los 72 años y concluye que cuanto más tiempo esté una persona jubilada, más probabilidades tiene de padecer distintas patologías.

Además, la jubilación incrementa en un 40% las probabilidades de que una persona caiga en depresión, según el Institute of Economic Affairs.

(*) Rafael Villanueva es Licenciado en Economía, Máster en Finanzas e Inversión Alternativa (FIA) y es experto en pensiones y planificación financiera de “Mi Jubilación”.

(**) Exención de responsabilidad por opiniones de terceros
Las opiniones y pareceres firmados por personas independientes dentro de este site se realizan a título personal, sin que BBVA ni cualquiera de las empresas del Grupo tengan que compartir necesariamente la totalidad o parte de las mismas.  

 

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

21 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

JoseLuis 13 de septiembre de 2017 | 12:24
Discrepo totalmente. El artículo cuestiona una obviedad, supongo que de forma interesada: se está mucho mejor sin trabajar que trabajando, salvo claro que en vez de trabajar nos dediquemos a una vida sedentaria o con malos vicios o costumbres derivados del ocio. No trabajar, implica una gran liberación para la mente, se acabó el estrés y el tener que aguantar jefes, clientes, proveedores y hasta compañeros. pero se puede mantener una vida activa muy sana, por ejemplo desarrollando aficiones, viajando, disfrutando de los nietos (no fue así con los hijos),...
Instituto BBVA de PENSIONES 14 de septiembre de 2017 | 13:00

Estimado José Luis.

La vocación del artículo es meramente informativa. Por supuesto, como en muchos aspectos de la vida, la percepción personal de cada uno puede diferir.

Reciba un cordial saludo.

07 de enero de 2019

Accede a nuestros simuladores