Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

La edad en la que los europeos reciben información sobre su pensión futura oscila entre los 18 y los 64 años

La enorme disparidad existente hace que los ciudadanos reciban información cuando alcanzan la mayoría de edad en países como Suecia o Polonia mientras los españoles tienen que esperar casi al momento de la jubilación, si bien esta situación está previsto que sea mejorada.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
La edad en la que los europeos reciben información sobre su pensión futura oscila entre los 18 y los 64 años

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

1 votos

9 visualizaciones

Europa avanza hacia la integración pero en lo que refiere a las pensiones públicas que reciben los ciudadanos y a la información sobre las mismas hay una gran disparidad entre los países. Las diferencias provocan importantes asimetrías en la capacidad que tienen las personas de los distintos estados para ver y analizar con claridad el importe que recibirán cuando se retiren y, por tanto, en su capacidad de tomar decisiones con el tiempo suficiente si consideran que esos ingresos resultan insuficientes para mantener su nivel de vida una vez se retiren.

Recibir la información adecuada y en el momento adecuado puede contribuir a que los ciudadanos asuman la responsabilidad sobre su futuro financiero y tomen el control de sus ingresos futuros.

¿Qué países mandan antes la información?

Actualmente, las disparidades a la hora de recibir información se sitúan entre los 18 años, edad a la que reciben información sobre su pensión pública los ciudadanos de países como Suecia o Polonia , y los 64 en el caso de los ciudadanos españoles. En los dos primeros casos, el Estado envía esa información de forma proactiva, mientras en otros estados como Portugal, Italia o Reino Unido, los mayores de 18 también pueden tener acceso a esa información si la solicitan. En algunos casos incluso se puede obtener información antes, desde el mismo momento en que el trabajador inicia sus aportaciones a la Seguridad Social.

El Estado también es proactivo en el caso de Alemania, donde se envía la información a los mayores de 27 años, Francia, donde la edad mínima para recibirla está en los 35 años, o Bélgica, en los 55.

¿Qué países son los más tardíos?

Los países en los que esa información llega más tarde, y además solo si el ciudadano la solicita, son Irlanda (a partir de los 60 años) y España, donde se puede solicitar al Gobierno los datos sobre la correspondiente pensión estatal a partir de los 64 años, solo uno antes de la edad actual de jubilación. España es el país en el que más tarde se recibe esa información.

¿Eso está cambiando?

Sí: la toma de conciencia sobre la importancia del momento en que se recibe la información y el nivel de profundidad de la misma para impulsar a la toma de decisiones que mejoren la situación financiera de los jubilados y eviten potenciales futuros problemas a los estados está provocando reacciones en algunos países. Entre ellos España, donde el Gobierno prepara una normativa que bajará a 50 años la edad para solicitar información sobre la pensión pública (y también privada, procedente de planes de empleo o individuales).

En los últimos meses, han sido crecientes las voces demandantes de informes de pensiones anuales impresos y sencillos con los datos de los diferentes sistemas de pensiones, además de herramientas online y calculadoras para facilitar el análisis y la toma de decisiones.

Los expertos reconocen que aún hay margen para tomar medidas que reduzcan la desigualdad y la falta de consistencia en la comunicación, para evitar que los ciudadanos se distancien del ahorro de cara a su futuro y adquieran una participación más proactiva en sus finanzas, algo muy necesario teniendo en cuenta los retos demográficos ante el envejecimiento de la población y el aumento de la presión sobre las cuentas públicas.

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

1 votos

9 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Etiquetas

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

universaldaniel 22 de octubre de 2013 | 17:11
Fundamental! ¿Cómo queremos resolver este problema si la gente no es ni tan siquiera consciente del mismo? El ciudadano necesita un cuadro de mando que le ayude a conocer cómo va evolucionando tanto su derecho a pensión pública, como los ahorros que él va generando de cara a su jubilación. No hacer eso implica vivir con la cabeza metida bajo tierra, cual avestruz

07 de enero de 2019

Etiquetas

Accede a nuestros simuladores