Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Infografía

Las bondades de reinvertir en el plan de pensiones su desgravación fiscal: un 40% más de ahorro al llegar a la jubilación

La patronal de fondos de inversión y planes de pensiones, Inverco, ha cuantificado los beneficiosos efectos de aportar al plan lo que nos devuelve Hacienda gracias a sus ventajas fiscales

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir

Infografía: Descargar

Infografía: Descargar

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

161 visualizaciones

Uno de los principales atractivos de los planes de pensiones es la posibilidad de desgravar las aportaciones en el IRPF, lo que permite reducir la factura fiscal y, por consiguiente, generar un ahorro adicional al conseguido por la vía de las aportaciones.

Para un partícipe residente en territorio común, la aportación anual máxima a planes de pensiones asciende a 8.000 euros. La desgravación anual en IRPF, que consiste en reducir la base imponible, quedará topada a la menor de las siguientes cantidades:

  • 8.000 euros.
  • El 30% de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

Además, es posible realizar aportaciones en favor del cónyuge (y desgravarse adicionalmente por ellas), si éste no obtiene rendimientos o sus rendimientos anuales no exceden los 8.000 euros. Podrá efectuarse una desgravación adicional de 2.500 euros.

Reinvertir la desgravación, una forma de multiplicar los resultados

Una forma de potenciar el ahorro para la jubilación con esfuerzo relativamente liviano consiste en reinvertir el ahorro fiscal que anualmente generan las aportaciones en el propio plan. No olvidemos que dicho ahorro fiscal dependerá del tipo marginal del contribuyente y de las aportaciones realizadas. Así, un partícipe con un tipo marginal del 33% y que haya aportado 5.000 euros a lo largo de un ejercicio fiscal, estará ahorrando en su factura de IRPF 1.650 euros. Quien tenga un tipo marginal del 45% y realizase la aportación máxima de 8.000 euros, podría conseguir un ahorro fiscal de 3.600 euros.

El ahorro no es ni mucho menos desdeñable, pero se hace más importante todavía si vemos el ahorro para la jubilación en perspectiva, como un proceso que, idealmente, debe durar tres o cuatro décadas. ¿Imaginas el efecto de reinvertir la desgravación durante todo ese tiempo?

Esto es algo que ha hecho Inverco, Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, que ha determinado que reinvertir el ahorro fiscal de las aportaciones a planes de pensiones en los propios planes consigue que el importe acumulado en el plan de pensiones en el momento de acceder a la jubilación sea un 40% superior que en el caso de no hacerlo.

Dos ejemplos en cifras:

  1. Suponemos un partícipe que ahorra 1.000 euros al año en planes de pensiones (algo menos de 3 euros diarios), en un tramo de IRPF entre 20.200 y 35.20 euros, y suponiendo una rentabilidad media anual del 3%. Si no realizase reinversión y ahorrase durante los 30 años previos a la jubilación, llegaría a este hito vital con 47.575 euros. Si reinvirtiese la desgravación durante todos esos años, alcanzaría los 66.540 euros.
  2. Partimos del mismo supuesto, pero elevamos la aportación anual a 2.000 euros. Sin reinversión, el ahorro final sería de 95.151 euros. En el supuesto de haber reinvertido, se incrementaría hasta 133.080 euros.

Este sencillo ejercicio de reinvertir el ahorro fiscal en el propio plan puede marcar la diferencia a la hora de aterrizar en la jubilación. De igual modo, siempre será una buena decisión ahorrar cualquier ingreso extraordinario o no esperado.  

Las primeras devoluciones de Hacienda comienzan poco después del inicio de la campaña, y la mayoría de ellas están realizadas antes del fin de la misma. Un buen momento para proceder con esta reinversión y evitar que este ahorro fiscal vaya a otros gastos superfluos que suelen surgir en verano. 

Recuerda que si excedes el límite fiscal de aportaciones, dispones de los siguientes 5 ejercicios fiscales para desgravar las aportaciones. Si excedes el límite financiero de 8.000 euros anuales, puedes redireccionar las aportaciones a fondos de inversión, buenos complementos a los planes de pensiones.

En países como Reino Unido, aplican soluciones como reinvertir automáticamente las desgravaciones en el plan de pensiones del contribuyente, logrando que ese nuevo ahorro se ponga a "trabajar" desde el primer momento.

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

161 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

mario 27 de noviembre de 2018 | 16:22
mis ingresos en los proximos 3 años van a ser por rescate de mi plan de pensiones, me planteo rebajar mi factura fiscal al maximo ¿cómo? este año rescato mi p.p. por paro larga duración, solo las participaciones anteriores al 2017, abro otro p.p. donde ingreso el 30% de mi base imponible y rebajo esta en la cantidad ingresada en el nuevo plan. el año que viene hago lo mismo, esta vez ya no tengo beneficio fiscal del 40% por ser participaciones posteriores al 2006, pero vuelvo a ingresar en el nuevo plan el 30% de la base imponible y lo mismo en el año siguiente. me jubilo en el 2021 y percibo mi pensión publica y si quiero solicito el rescate por jubilacion del nuevo p.p. abierto este año, como renta mensual mínima de forma que la suma con mi pension sea lo mas beneficiosa fiscalmente. Bueno es mi táctica teóricamente legal o no? como lo veis?
Instituto BBVA de PENSIONES 27 de noviembre de 2018 | 19:42

Estimado Mario,

Artículo 11.5 del Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones:

"La percepción de los derechos consolidados por enfermedad grave o desempleo de larga duración será incompatible con la realización de aportaciones a cualquier plan de pensiones, salvo las que resulten obligatorias o vinculadas a las del promotor de un plan de empleo.

El partícipe podrá reanudar las aportaciones para cualesquiera contingencias susceptibles de acaecer, una vez que hubiere percibido íntegramente los derechos consolidados o suspendido el cobro asignando expresamente el remanente a dichas contingencias". 

Por tanto, una vez cobrado por desempleo, solo podría aportar para otras contingencias.

Reciba un cordial saludo.