Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Los seguros de ahorro: ¿cómo ayudan para planificar la jubilación?

Ofrecen mayores rentabilidades que los depósitos o el ahorro a muy corto plazo, con garantías, una fiscalidad atractiva y son complementarios al sistema público de pensiones.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Los seguros de ahorro: ¿cómo ayudan para planificar la jubilación?

© José Ramiro - www.photaki.com

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

422 visualizaciones

Los seguros de ahorro son una buena opción para dar respuesta a las situaciones específicas de cada individuo, facilitando la alternativa que mejor se adapta a su realidad. A lo largo de estos últimos años los seguros de ahorro han ido ganando protagonismo en España como opción atractiva para planificar y construir un ahorro para la jubilación. ¿Cuáles son las claves que han ayudado a su crecimiento?

Rentabilidad 

Los seguros de vida-ahorro tienen un horizonte temporal superior a los vehículos de más corto plazo como podrían ser los depósitos. Y por lo tanto, la rentabilidad que se obtiene también puede ser mayor. De hecho, los expertos recomiendan hacer aportaciones que se puedan mantener más allá de cinco años.

Garantías

Los seguros de ahorro (en su modlidad garantizada)  garantizan el 100% del capital invertido, una vez descontados los gastos. El respaldo para recuperar esa inversión está en solvencia del grupo asegurador que lo comercializa. Así, proporcionan certidumbre en relación a la garantía que ofrecen, en un contexto de notable volatilidad y fluctuación en los mercados financieros.

Fiscalidad atractiva

De cara a Hacienda, depósitos y seguros de ahorro tributan igual cuando estos últimos se rescatan en forma de capital. Están sujetos al IRPF, como rendimiento del capital mobiliario, con tipos que van del 19% para los 6.000 primeros euros de rendimientos, 21% para ganacias  por encima de 6.000 euros hasta 50.000 euros, hasta el 23% (a partir de 50.000 euros de ganancias). En cambio, sí que hay diferencias si el tomador recupera el seguro en forma de renta vitalicia, ya que podrá beneficiarse de una exención fiscal que aumenta cuanto mayor es su edad. En general, la fiscalidad depende del producto específico de que se trate y puede haber deducciones de las aportaciones en la base imponible del IRPF o exenciones en los rendimientos generados.

Pero hay que tener cuidado: muchas aseguradoras incorporan en sus contratos de seguros de vida-ahorro cláusulas para penalizar la retirada de la inversión fuera de los plazos marcados. Esto puede provocar que una disposición temprana del dinero, fuera de plazos, haga perder dinero. Por eso, conviene siempre retirar el capital en los plazos establecidos.

Complementariedad

Actúan de forma complementaria al sistema público de pensiones, ante el horizonte de un entorno cada vez más tensionado por el envejecimiento progresivo de la población española. Sobre estas premisas la oferta de seguros de ahorro es capaz de dar respuesta a las situaciones específicas de cada individuo, facilitando la alternativa que mejor se adapta a su realidad: a su situación personal, edad, cargas familiares, horizonte hasta la jubilación, fiscalidad, necesidades de liquidez...

Así, existen soluciones aseguradoras que facilitan la construcción "a futuro" del ahorro (fase de acumulación del ahorro), junto con otras que permiten disponer de forma cómoda, sencilla y rentable de ese ahorro consolidado, una vez alcanzado el momento para su disfrute (fase de disposición del ahorro).

Ahorro constante

Algunos de los seguros de ahorro que se comercializan exigen un desembolso mínimo. En otros casos, piden un compromiso de aportaciones mensuales o trimestrales. Este compromiso es algo positivo, pues te ayudará a realizar un ahorro periódico de cara a tu jubilación.

Asesoramiento recomendado

Dada la diversidad de productos de seguros de ahorro, es conveniente contar con el asesoramiento de un experto de cara a la contratación. Dos de las variantes más conocidas son los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) o los planes de previsión asegurados (PPA).

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

422 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter