Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Por qué necesitas un plan de ahorro para la jubilación

Los jóvenes actuales deben prepararse para una jubilación diferente a todos los niveles

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Por qué necesitas un plan de ahorro para la jubilación

© Jordan McQueen - www.unsplash.com

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

Es un secreto a voces: la jubilación de aquellos que se incorporan actualmente al mercado laboral, poco tendrá que ver con la jubilación como la conocemos actualmente: se jubilarán más tarde, vivirán más años y el protagonismo de la pensión pública en sus ingresos como jubilados perderá mucho protagonismo o, en otras palabras, el bienestar en la jubilación de aquellos que empiezan a trabajar ahora dependerá de lo concienzuda que haya sido la planificación financiera de esa etapa.

Jubilación más tardía

La edad de jubilación se encuentra en incremento gradual desde los 65 años hasta los 67 años en un periodo entre los años 2013 y 2027. Se seguirá permitiendo en todo caso la jubilación a los 65 años para aquellos que acrediten largas carreras de cotización. Esta medida es un denominador común en los principales países desarrollados que, enfrentándose a un importante reto demográfico, necesitan que los individuos pasen más tiempo como contribuyentes del sistema y menos como beneficiarios del mismo.

En España, por ejemplo, la esperanza de vida al nacer va camino de superar los 90 años a mediados de este siglo. Abonar pensiones durante 25 años (el intervalo comprendido entre los 65 y los 90 años) es todo un problema para la sostenibilidad del sistema.

El papel de la pensión pública será diferente

Todas las previsiones sobre el futuro de las pensiones públicas en España apuntan hacia el mismo camino: van a poder cubrir menos necesidades. Actualmente, la pensión pública española es una de las más generosas en términos de cuantía en relación al último salario en activo. Esto se conoce como tasa de sustitución. Las previsiones apuntan a que a mediados de siglo podrían haber pasado del 80% actual a menos del 50%, convergiendo a tasas de cobertura medias de países de la OCDE. Algunas previsiones menos optimistas sitúan esta tasa en el 30%.

Por tanto, un trabajador que cobrase 1.500 euros mensuales antes de su jubilación, pasaría a percibir una pensión inferior a 750 euros mensuales, debiendo apoyarse en el ahorro que haya podido generar durante su vida laboral para complementar esa pensión y situar su nivel de vida en el punto deseado.

Vivir más años como jubilado

El incremento de la longevidad, un campo en el que España se encuentra a la vanguardia, implica la necesidad de dosificar más si cabe ese ahorro que hemos generado para complementar los ingresos en la jubilación. Esto incrementa la posibilidad de incurrir en lo que se denomina el riesgo de longevidad, es decir, el riesgo de agotar el ahorro en vida, algo que podría dejar a los jubilados en situación de vulnerabilidad.

Decálogo del ahorro para la jubilación

  1. Comenzar con la mayor antelación posible. Idealmente, al incorporarse al mercado laboral.
  2. Tener siempre un plan y un objetivo.
  3. Ser muy constante.
  4. No desestimar ahorrar por disponer de poco dinero. Cantidades pequeñas hacen milagros en el largo plazo.
  5. Considerar el ahorro como un gasto mensual más.
  6. Buscar la forma de maximizar el ahorro: por ejemplo, disfrutando de las ventajas fiscales de vehículos como los planes de pensiones.
  7. Tratar de ir de la mano de un asesor especializado.
  8. No incurrir en riesgos innecesarios: adaptar siempre el perfil de riesgo al paso del tiempo.
  9. Incrementar la cuantía de ahorro ante eventos como incrementos salariales o ingresos inesperados.
  10. Planificar bien la forma de rescatar el ahorro al llegar a la jubilación. 

(*) Rafael Villanueva es Licenciado en Economía, Máster en Finanzas e Inversión Alternativa (FIA) y es experto en pensiones y planificación financiera de “Mi Jubilación”.

(**) Exención de responsabilidad por opiniones de terceros Las opiniones y pareceres firmados por personas independientes dentro de este site se realizan a título personal, sin que BBVA ni cualquiera de las empresas del Grupo tengan que compartir necesariamente la totalidad o parte de las mismas.

Valoración del artículo

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

04 de septiembre de 2017

Accede a nuestros simuladores