Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Compartir

  • Youtube
  • RSS

PT

Instituto BBVA de pensiones

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Retrasar la jubilación es un derecho y te podría dar más libertad

Trabajar más allá de la edad legal de jubilación está incentivado con hasta un 4% por cada año completo cotizado
Retrasar la jubilación es un derecho y te podría dar más libertad

© katemangostar - www.freepik.com

15 de febrero de 2017 | 00:00

El retraso en la edad de jubilación es una cuestión recientemente abordada por los principales países desarrollados, como medida para adaptarse a una pujante realidad social, el hecho de vivir cada vez más años, que tiene un importante impacto en los sistemas de pensiones. Cuando se desarrolló la Seguridad Social moderna, se estableció una edad de jubilación de 65 años en un momento en que la esperanza de vida apenas excedía los 70 años. En el momento actual en que la esperanza de vida excede, como es el caso de España, los 80 años y previsiblemente alcanzará los 90 años a mediados de siglo, parece complicado mantener el nivel de generosidad de las pensiones durante periodos de jubilación cada vez más prolongados.

En el futuro, se seguirá debatiendo la idoneidad de retrasar la jubilación algo que, como afirma José Antonio Herce, Doctor en Economía y presidente del Instituto BBVA de Pensiones, debería verse como natural y positivo dado que cada vez vivimos más años y en mejores condiciones. La clave no es tanto una edad de jubilación que se determine en un momento determinado del tiempo. La referencia para establecer cuando deberían retirarse los trabajadores es la longevidad. Si antes nos jubilábamos con 65 años cuando no se alcanzaba en media los 75 años, parece lógico prolongar la vida laboral más allá de esta edad cuando vamos a alcanzar y exceder, en media, los 90 años.

La evolución reciente de la edad de jubilación

En nuestro país, 2013 marcó el inicio del abandono de la tradicional edad de acceder a la jubilación de 65 años. Ese año se inició un periodo transitorio de incremento progresivo de los 65 a los 67 años, donde quedará fijada en el año 2027. Sigue abierta la puerta a jubilarse a los 65 años, pero solo a aquellos que acrediten un periodo mínimo de cotización, que en 2027 y años sucesivos será de 38 años y 6 meses.

Nuestros vecinos europeos se encuentran inmersos en procesos similares. En Países Bajos pasará de 65 a 67 años, en Irlanda de 65 a 68 años, en Alemania quedará fijada en los 67 años… En países como Italia, que se basa en un sistema de cuentas nocionales, la edad de jubilación es flexible y comprende el intervalo entre los 62 y los 70 años. En Suecia ocurre algo parecido, y su Parlamento ha llegado a debatir la posibilidad de elevar la edad de jubilación a los 80 años. De momento es solo un debate con pocas posibilidades de prosperar a corto plazo, pero da una idea de cómo puede cambiar la jubilación en las próximas décadas.

La jubilación más allá de la edad legal

Es importante tener en cuenta que en nuestro país, salvo para determinados colectivos como los funcionarios donde existe una edad de retiro forzoso, la jubilación es un derecho y no una obligación. Un trabajador puede continuar trabajando más allá de la edad de jubilación que le corresponde. Esto se encuentra además incentivado en la cuantía de la pensión, y según muchos expertos estos incentivos deberían ser ampliados. Actualmente, el porcentaje adicional en la pensión por seguir trabajando una vez cumplida la edad reglamentaria es:

  • El 2% por cada año completo cotizado, o que se considere legalmente cotizado, desde la fecha en que se cumplió la edad ordinaria de jubilación vigente en cada momento hasta la fecha del hecho causante de la pensión, cuando el interesado hubiera acreditado hasta 25 años cotizados al cumplir dicha edad.
  • El 2,75 % cuando el interesado hubiera acreditado entre 25 y 37 años cotizados.
  • El 4 % cuando el interesado hubiera acreditado más de 37 años cotizados.

Continuar trabajando más allá de la edad ordinaria puede ofrecer además otro tipo de incentivos, como completar la carrera de cotización. Actualmente se alcanza como pensión de jubilación el 100% de la base reguladora, cuando se han cotizado al menos 35 años y medio (37 años en 2027 y años posteriores). Es decir, alcanzados estos niveles de cotizaciones se causaría una pensión completa, algo que puede interesar a aquellos que se encuentren cerca de estos registros de cotización y que puedan alcanzar prolongando su actividad laboral.  

 

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

4 Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.