Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

¿Qué es el “asset allocation” o asignación de activos de una inversión y por qué es tan importante?

Cómo distribuimos la inversión entre los distintos tipos de activos es mucho más relevante que la elección de activos en sí

Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Imprimir
¿Qué es el “asset allocation” o asignación de activos de una inversión y por qué es tan importante?

© rawpixel.com - www.unsplash.com

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

415 visualizaciones

A la hora de plantearse invertir, cada individuo deberá partir de una estrategia personalizada y alineada con sus objetivos. No hay dos inversores iguales y, por tanto, la estrategia que puede ser adecuada para uno puede no serla para otro. Hay dos factores esenciales como punto de partida:

  1. ¿De qué horizonte temporal dispongo? Esto marcará buena parte de dicha estrategia. Cuánto más dilatado sea el horizonte, más margen de maniobra existe para asumir ciertos riesgos en busca de la máxima rentabilidad. Lógicamente, este margen se va estrechando con el propio paso del tiempo, por lo que es importante adecuar el riesgo paulatinamente.
  2. ¿Cuál es mi perfil de riesgo? El perfil de riesgo, como hemos visto, está estrechamente ligado al horizonte temporal. Pero también hay un componente personal en el mismo: ante unas mismas circunstancias, hay personas que tienen más aversión al riesgo que otras, o lo que es lo mismo, prefieren la certeza menos remunerada a la posibilidad de optar a mayor rentabilidad asumiendo riesgos.

Una vez determinados estos factores, es el momento de determinar en qué activos se distribuye la inversión que vamos a realizar, es decir, cómo repartimos el dinero de la inversión entre los distintos activos adecuados a nuestras circunstancias. Esto es lo que se conoce como asset allocation o distribución de activos.

Las fases del asset allocation

  • En primer lugar, habrá que determinar los activos en los que se va a invertir. Existen numerosos activos invertibles. Sin embargo, la mayoría de los inversores se enfocan en activos como la renta variable, renta fija, divisas, materias primas o sector inmobiliario. Pero, además, habrá que determinar, para cada tipo de activo, qué distribución hacemos del mismo. Por ejemplo, en el caso de la renta variable, se deberá decidir la distribución entre zonas geográficas y entre tipo de compañías por tamaño (capitalización pequeña, mediana y grande).
  • En una segunda fase se procederá a combinar los activos seleccionados de forma que se genere una cartera de inversión adecuada a nuestros objetivos y límites de riesgo. Aquí decidimos qué porcentaje se destina a cada activo y es una de las fases más importantes del proceso de inversión.
  • La tercera fase consiste en ir adaptando la distribución de activos al paso del tiempo. Puede ser necesario realizar reajustes tácticos, debido a la evolución de un activo en concreto o de una zona geográfica, o bien tendremos que ir redefiniendo la estrategia y modificando la distribución de activos para, por ejemplo, moderar el riesgo según nos acercamos al momento en el que necesitamos deshacer la inversión. A medida que se acerca el objetivo, se aligeran las posiciones en activos de riesgo como la renta variable para incrementar el peso en activos más conservadores.

La importancia del asset allocation

Según algunos estudios, la asignación de activos es más importante que la selección de valores, es decir, es más importante en términos de rentabilidad seleccionar en qué tipo de activos vamos a posicionar la inversión y qué peso le damos a cada uno que los activos en concreto que elegimos, explicando el asset allocation el 90% de la rentabilidad y solo el 10% la evolución de los mercados o la selección del activo final.

Realizar una correcta distribución de activos es una tarea compleja, que requiere de conocimientos y de un seguimiento frecuente de los mercados financieros, y es algo que se encuentra, en general, alejado de las posibilidades de un inversor particular que quiera realizarlo a nivel individual.

Aquí radica una de las ventajas de la inversión colectiva: optar por vehículos como los fondos de inversión nos permite delegar este procedimiento en profesionales de la gestión, que velarán porque el asset allocation sea el adecuado para maximizar la rentabilidad ajustada a los márgenes de riesgo.  

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

415 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún