Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

¿Qué es la tasa de reemplazo de las pensiones?

La tasa de reemplazo o de sustitución nos indica la pérdida de poder adquisitivo que supondrá acceder a la jubilación

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
¿Qué es la tasa de reemplazo de las pensiones?

© goodluz - www.shutterstock.com/es

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

1860 visualizaciones

El concepto de tasa de reemplazo, también conocido como tasa de sustitución puede comprenderse como un indicador del grado en que un sistema de pensiones logran su principal cometido, que no es otro que sustituir las rentas de la etapa en activo de un trabajador manteniendo un poder adquisitivo lo más elevado posible en la etapa de jubilación.

El caso de España es además peculiar a este respecto, pues existe una elevada preferencia en ahorro a través de la vivienda, activo que no se transforma habitualmente en ingresos o rentas, por lo que una elevada parte de los ingresos en la jubilación son provistos por el sistema público de pensiones.

La tasa de reemplazo

Se define la tasa de reemplazo (o de sustitución) como el porcentaje de ingresos en la jubilación respecto a los ingresos previos como trabajadores en activo. En España el sistema público de previsión está exclusivamente definido en las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, por lo que podemos aproximar esta tasa al porcentaje de ingresos previos a la jubilación que cubre la pensión pública.

Es decir, la tasa de reemplazo nos dará una medida de la pérdida de poder adquisitivo que vamos a sufrir en el tránsito a la situación como jubilados. Y hablamos de pérdida de poder adquisitivo y no de ganancia porque en ningún caso la pensión cubrirá un nivel de ingresos superiores a los de la etapa previa como trabajadores en activo.

  Esta tasa me dirá cuánto poder adquisitivo perderé cuando me jubile En términos más ilustrativos, una persona con un sueldo previo a la jubilación de 2.000 euros mensuales que percibiese como pensión 1.000 euros mensuales tendría una tasa de sustitución del 50%. Es decir, sus ingresos en la jubilación serían el 50% de los ingresos previos.

La tasa de reemplazo en España

España es uno de los países en los que la tasa de reemplazo de la pensión es más elevado, es decir, la pérdida de poder adquisitivo en la jubilación respecto a la vida laboral es menor.

En datos de la OCDE en su estudio “Pensions at a Glance 2015”, la tasa bruta de reemplazo en España para un salario medio es del 82%. Para ponerlo en perspectiva, se puede resaltar que en la media de los países de la OCDE es del 52%, la media de los países de la Unión Europea es del 59% y que países en nuestro entorno como Francia, Portugal, Italia, Alemania o Reino Unido tienen tasas, respectivamente, del 55%, 74%, 69%, 37% y 30%.

La peculiaridad de España es que solo existe un pilar obligatorio para abordar las pensiones, que son las cotizaciones a la Seguridad Social, mientras que los pilares voluntarios no se encuentran lo suficientemente desarrollados. Otros países como Dinamarca, Holanda o Suecia sí reparten el peso de esta cobertura entre distintos sistemas obligatorios o semi obligatorios.

Dado que en unas pocas décadas España contará con una población fuertemente envejecida y contará con un ratio de trabajadores activos respecto a trabajadores inactivos mucho menos favorable, la cuestión es si se podrá mantener el nivel de cobertura de la pensión pública en un futuro no tan lejano, y la respuesta parece que será negativa.

Las reformas que se están implementando en el sistema público de pensiones están orientadas a garantizar la sostenibilidad del mismo, pero sin otras medidas adicionales parece inevitable que la generosidad de las pensiones se verá mermada.

Serán probablemente necesarias medidas que descarguen peso en este primer pilar y que paralelamente permitan a los trabajadores que se retiran acceder a una jubilación holgada, como fomentar la previsión en el ámbito de la empresa o crear pilares complementarios obligatorios y/o voluntarios.

Cualesquiera que sean las medidas, la iniciativa y responsabilidad individual en cuanto al ahorro para la jubilación es esencial. Cada vez debemos ser más protagonistas de nuestra propia jubilación.  

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

1860 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún