Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Quiero ahorrar y desgravarme, ¿me interesa más un plan de pensiones o un PPA?

La estructura y funcionamiento de ambos productos es muy similar, pero existen matices que pueden decantar la balanza

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Quiero ahorrar y desgravarme, ¿me interesa más un plan de pensiones o un PPA?

© Saklakova - www.shutterstock.com/es

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

Existen múltiples vehículos de ahorro para planificar la futura jubilación, con diferentes características que se adaptan al perfil y necesidades de los distintos tipos de ahorradores.

Uno de los principales incentivos que encuentran muchos ahorradores son los beneficios fiscales de los que algunos productos gozan en el momento de realizar las aportaciones: De este modo, de las cantidades anualmente aportadas pueden desgravar fiscalmente un porcentaje que en algunos casos, aquellos con tipos marginales más elevados, pueden llegar a casi la mitad del capital aportado.

Cuando se piensa en productos que responden a este patrón, a la gran mayoría de las personas les viene a la cabeza el plan de pensiones (PPI), pues de hecho es uno de los productos de ahorro previsional más populares. Sin embargo, existe un producto con grandes similitudes con los planes de pensiones entre los que un ahorrador puede tener la duda sobre cuál se adapta mejor a sus necesidades. Son los planes de previsión asegurados (PPA).

Para que un ahorrador pueda diferenciar entre ambos y determinar cuál se adapta mejor a sus necesidades, repasaremos inicialmente los muchos puntos en común de ambos y posteriormente haremos hincapié en aquellas características que les diferencian y que pueden marcar la diferencia para algunas personas

Similitudes entre planes de pensiones y planes de previsión asegurados

  • Ambos son vehículos de ahorro previsional a largo plazo que permiten desgravar las aportaciones anuales realizadas con un límite, que será en ambos casos la menor de las siguientes cantidades: 8.000 euros o el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas.
  • Pensados en ambos casos para proveer un capital o unas rentas en el momento de la jubilación, la liquidez antes de ésta se encuentra restringida a ciertos supuestos, como la incapacidad laboral, el desempleo de larga duración, el fallecimiento del partícipe o tomador, o la enfermedad grave.
  • El cobro podrá producirse en forma de capital (un cobro único), en forma de rentas periódicas, en forma mixta (combinación de capital y renta) o en forma de cobros libres. En todo caso, el importe rescatado tendrá la consideración de rendimientos del trabajo y tributará exclusivamente en IRPF.
  • Es posible realizar traspasos entre planes de pensiones, entre planes de previsión asegurados y entre un plan de pensiones y un plan de previsión asegurado o viceversa.

¿Qué les diferencia?

  • Los planes de previsión asegurados se integran en una póliza se seguros, mientras que los planes de pensiones están instrumentalizados en un fondo de pensiones.
  • Los planes de previsión asegurados tienen que tener una rentabilidad garantizada mediante técnicas actuariales. Es otra diferencia con los planes de pensiones, los cuales pueden tenerla (caso de los planes garantizados) o pueden no tenerla. En cierto modo se podría asimilar el plan de previsión asegurado con un plan de pensiones garantizado.

¿Entonces, por cuál decantarse?

El plan de previsión asegurado, en su condición de seguro con rentabilidad mínima garantizada es un producto más conservador que el plan de pensiones, que es un producto de inversión, más volátil y sin garantía (excepto los planes de pensiones garantizados), pero que también podrán optar a rentabilidades más elevadas.

El PPA encaja mejor en un inversor de perfil conservador Por tanto el plan de previsión asegurado encaja menor en el perfil de aquellos ahorradores próximos a su jubilación, que no necesitan aspirar a una rentabilidad elevada pues su cometido es preservar el capital. Aquellos que por lejanía a la jubilación puedan optar a rentabilidades más elevadas, encontrarán en el plan de pensiones un mejor encaje.

Dado que existe total flexibilidad a la hora de realizar traspasos entre estos productos, es posible realizar una estrategia activa dando más peso a los PPI cuando nos encontramos lejos de la jubilación, y reponderando el peso de la cartera hacia los PPA cuando por cercanía a la jubilación debemos optar por posiciones más moderadas en cuanto a riesgo.

Valoración del artículo

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún