Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Las recomendaciones de BBVA Research ante la Comisión del Pacto de Toledo

Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de esta división, afirma que "las pensiones son viables y sostenibles siempre que se adapten a los cambios sociales"

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Las recomendaciones de BBVA Research ante la Comisión del Pacto de Toledo

© creativeart - www.freepik.com

Accede al informe completo de Rafael Doménech: "El sistema público de pensiones en España. Propuestas de mejora" (PDF, 0,5 Mb)

“El sistema público de pensiones es un pilar básico del Estado de Bienestar y es perfectamente viable y sostenible, siempre que se adapte a los continuos cambios económicos, sociales y demográficos que experimenta la sociedad española”. Este es el diagnóstico del que parte Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados ante la Comisión del Pacto de Toledo. Recordemos que este organismo se encuentra en fase de interlocución con diferentes agentes involucrados en el ámbito de las pensiones de cara a emitir un informe con recomendaciones que será trasladado al Pleno del Congreso para ser debatido.

Doménech señala que otros países, en los que el “boom” demográfico se ha producido con anterioridad, van más avanzados en sus procesos de reformas, los cuales pueden ser una buena referencia para aquellas que se deberán llevar a cabo en España.

Las reformas recientes son necesarias

Según Doménech, el Índice de Revalorización de las pensiones y el Factor de Sostenibilidad garantizan la sostenibilidad del sistema y su equilibrio presupuestario a largo plazo. Con el Índice de Revalorización se consigue:

  • Neutralidad sobre la suficiencia: puede aplicarse aumentando ingresos o reduciendo el crecimiento del gasto.
  • Una fuente de información valiosa sobre la salud del sistema.
  • La mejor garantía para garantizar a los jóvenes de hoy un sistema sostenible en el largo plazo.

Cómo hacer frente a la creciente tasa de dependencia

Las proyecciones demográficas apuntan a un fuerte incremento de la tasa de dependencia, que no es otra cosa que la proporción existente entre la población dependiente y la activa. En el futuro habrá muchos más jubilados en relación a la población en edad de trabajar, hasta tal punto que para atender los 15 millones de pensiones previstas en 2050 se necesitarían 27,1 millones de cotizantes. Para encarar este fenómeno, se pueden tomar tres tipos de medidas:

1. Aumentar la presión fiscal

Con el fin de evitar la caída de la tasa de beneficio y pasaría por más impuestos o menos gasto público en otras partidas presupuestarias. Algunas posibilidades serían:

  • Sacar del sistema viudedad y orfandad no resuelve el problema, lo mueve de sitio. La restricción presupuestaria implica aumentar impuestos (con efectos distorsionadores si no aumenta la eficiencia) o reducir otros gastos públicos.
  • Destopar bases máximas de cotización sin aumento de la pensión máxima hace que el sistema sea menos contributivo, encarece el factor trabajo, reduce el empleo y genera problemas de credibilidad y reputación.
  • Aumentos de las cotizaciones sociales y de otros impuestos tienen efectos distorsionadores sobre el ahorro, la inversión, la oferta y demanda de trabajo, la acumulación de capital físico, tecnológico y humano, si no van acompañados de más eficiencia y de mayor contributividad.

2. Reformas estructurales

Los objetivos serían disminuir la tasa de desempleo, aumentar la tasa de actividad y de empleo, la productividad y los salarios. Esto derivaría en pensiones más elevadas aunque disminuya la tasa de beneficio. En este punto hay un gran margen de mejora, dado que la tasa de empleo de España está unos 15 puntos por debajo de países como Alemania, Suecia o Dinamarca y la tasa de productividad entre 5 y 10 puntos por debajo. De cara a incrementar la población en edad de trabajar existen dos vías de actuación: las políticas migratorias y las de natalidad.

3. Más ahorro complementario

Blindar la pensión mínima y compensar la reducción de la pensión media sobre el salario medio con más ahorro, en línea con lo realizado en países como Suecia o Reino Unido.

Propuestas concretas

  • Mantener las reformas de 2011 y 2013.
  • Evaluar la situación financiera todos los años: más transparencia en la información (por ejemplo, en las previsiones del IRP).
  • Introducir nuevas medidas graduales que aumenten la contributividad y eficiencia del sistema, al tiempo que aseguren la sostenibilidad y suficiencia.
  • Sustituir las reducciones de cuota por otras políticas de empleo, convergencia de los regímenes especiales al régimen general, compatibilizar pensión y trabajo al 100%, edad de jubilación flexible por encima de un mínimo creciente, adaptar pensiones de supervivencia a los cambios sociales y lucha contra el fraude.
  • Introducir cuentas individuales/nocionales de reparto, con un periodo transitorio, y de capitalización de adhesión automática, con aportaciones de trabajadores y empresas, asegurando la portabilidad mediante su gestión pública.

El sistema de cuentas nocionales

Es necesaria una transición paulatina, en un plazo orientativo de 15 o 20 años, hacia un sistema de cuentas nocionales/individuales, de contribución definida como el vigente en Suecia y otros países europeos, un sistema que mantendría el principio de reparto y la progresividad. Entre las ventajas de este sistema:

  • Transparencia, sencillez y cuentas claras para los futuros pensionistas: en su jubilación, el valor acumulado de las contribuciones a lo largo de su carrera laboral equilibra el valor presente descontando de las pensiones que recibirán.
  • Incentiva la demanda y oferta de trabajo, y las decisiones planificadas sobre la carrera laboral, la formación continua, el momento de la jubilación y el ahorro para la jubilación. 

Accede al informe completo de Rafael Doménech: "El sistema público de pensiones en España. Propuestas de mejora" (PDF, 0,5 Mb)

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Condiciones de suscripción al boletín

Recogemos sus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde será informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Usted podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición reconocidos por la normativa. Para ello puede utilizar el enlace incluido en los boletines de correo o bien dirigirse a BBVA como responsable del fichero a la siguiente dirección: Plaza de San Nicolás, 4, 48005 Bilbao (Vizcaya), teléfono 94 487 60 00, email de contacto: atencion.clientes@grupobbva.com.

Política de protección de datos

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5º de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de Diciembre, sobre Protección de Datos de Carácter Personal, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, te informamos que los datos de carácter personal que nos facilitas serán incorporados a un fichero del que es responsable Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. que garantiza la confidencialidad y seguridad de los mismos, con la finalidad de gestionar los contactos y solicitudes de información a través de la web http://www.jubilaciondefuturo.es. Puedes revocar tu consentimiento en cualquier momento, sin que tenga efectos retroactivos, mediante comunicación por escrito a la dirección de acceso que figura al final de esta nota.

Tienes derecho a ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición de tus datos en los términos establecidos en la misma ley, dirigiéndote a Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. como responsable del fichero a la siguiente dirección: Plaza de San Nicolás, 4 48005 Bilbao (Vizcaya), teléfono 94 487 60 00, email de contacto: atencion.clientes@grupobbva.com.

Comentarios

Cargando...

FELIPE 23 de marzo de 2017 | 16:48
En la Seguridad Social me dijeron que con el subsidio para mayores de 52 sí se cotiza y por lo tanto al llegar a los 65 dejas de recibir el subsidio y pasas a cobrar la pensión de jubilación. De hecho un conocido que estaba cobrando ese subsidio pasó a cobrar después la pensión de jubilación por lo que no creo que me hayan informado mal. GRACIAS POR LA INFORMACION, MIREN LO QUE DICE LA LEY: CITA PREVIAINEM.ES: "Qué es el subsidio para mayores de 55 años? El subsidio para mayores de 55 años consiste en una ayuda mensual de 426 euros en 2017 que el trabajador en paro cobra hasta alcanzar la edad de jubilarse, momento en el que dejará de recibir el subsidio para pasar a cobrar la pensión a que tenga derecho. Es el único de los subsidios en los que al mismo tiempo se sigue cotizando por jubilación. Hasta el año 2012 la edad para pedir este subsidio era de 52 años. Con la reforma laboral, se subió a los 55 años, que es la que está vigente en este año 2017".
Instituto BBVA de PENSIONES 23 de marzo de 2017 | 16:50

Estimado Felipe,

este subsidio cotiza para la jubilación por la base mínima, pero no sirve para acreditar periodos de carencia exigidos en el acceso a la jubilación o para acreditar los 33 o 35 años exigidos en las jubilaciones anticipadas.

Reciba un cordial saludo.

FELIPE 22 de marzo de 2017 | 20:26
¿ESTA ES LA JUSTICIA DEL PACTO DE TOLEDO? ANTES MARZO-13: Una persona , que haya cotizado sólo “6 AÑOS”, y su cónyuge gane 3.000.-€/mes o más (sin límite de ingresos), está cobrando 426.-€ desde los 52 años hasta los 65. (Esta familia vivirá con 3.426€/mes, habiendo cotizado el padre 6 años).Además cuando cumpla los 65 pasa a cobrar su pensión de jubilación porque durante los años de este subsidio “también les pagan su cotización a la Seguridad Social”. DESPUES MARZO-13: Mi caso, es el mismo que el anterior, con la diferencia que yo he trabajado “37 AÑOS” y mi mujer gana 973.-€/mes, no me conceden ninguna ayuda porque a partir de Marzo-13 empiezan a tener en cuenta los ingresos de la unidad familiar. (Mi familia tendrá que vivir con 973.-€/mes, habiendo cotizado yo 37 años). Tampoco tendré pensión de jubilación cuando cumpla la edad para ello, “si no consigo trabajar dos años más”. , porque dice la Ley que dos años tienen que haberse trabajado dentro de los últimos quince antes de la edad de la jubilación. No sólo no me dan el subsidio, ni siquiera me pagan la cotización de los dos años que necesito , “me los tengo que pagar yo”. Vale que a los que echaron antes de la reforma con sólo 6 AÑOS cotizados, les paguen el subsidio y la cotización durante 13 AÑOS, pero que no me hagan a mí encima pagar dos más, vamos digo yo.
Instituto BBVA de PENSIONES 23 de marzo de 2017 | 14:11

Estimado Felipe,

bienvenido al foro.

Algunos matices:

Para acceder al subsidio, el anterior y el actual, es necesario acreditar todas las condiciones de acceso a la jubilación salvo la edad. Por tanto, al menos 15 años de cotizaciones. Además, hay que haber cotizado por la contingencia de desempleo al menos 6 años.

Por otro lado, el requisito de carencia específica (cotizar dos años en el intervalo de 15 años anteriores al hecho causante) requiere cotizaciones efectivas. A esos efectos no sirven las cotizaciones del subsidio.

Un cordial saludo.