Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Compartir

  • Youtube
  • RSS

PT

Instituto BBVA de pensiones

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Si no se han cotizado 15 años para la jubilación, ¿puedo acceder a la pensión no contributiva?

La Pensión no Contributiva de Jubilación es una prestación económica que se concede a todos aquellas personas que se encuentran en situación de necesidad, cuando carezcan de recursos suficientes y no hayan cotizado nunca o no tengan el tiempo mínimo de cotización para poder solicitar la pensión de Jubilación Contributiva.

Si no se han cotizado 15 años para la jubilación, ¿puedo acceder a la pensión no contributiva?

14 de febrero de 2017 | 00:00

El periodo mínimo de cotización para la pensión de jubilación

Para los Trabajadores en situación de alta o asimilada, el período de cotización genérico: 15 años, a partir de 25-05-2010.

  • Pero, además, se requiere un período de cotización específico de 2 años, que deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho o a la fecha en que cesó la obligación de cotizar, si se accede a la pensión de jubilación desde una situación de alta o asimilada, sin obligación de cotizar.

En el supuesto de trabajadores en situación de no alta ni asimilada, el período de cotización genérico es de 15 años, a partir del 25 de mayo de 2010.

  • En este supuesto, el período de cotización específico es de 2 años, que deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho.

¿Qué se tiene en cuenta a efectos de acreditar el período mínimo de cotización?

Sólo se computan las cotizaciones efectivamente realizadas o las asimiladas a ellas legal o reglamentariamente.

No se tendrá en cuenta la parte proporcional correspondiente por pagas extraordinarias.

Requisitos para poder solicitar la pensión no contributiva de Jubilación

 1) No tener derecho a solicitar la pensión de Jubilación en el nivel Contributivo por no cumplir los requisitos.

 2) Tener 65 o más años.

 3) Tener carencia de rentas.

  Se entiende que el solicitante carece de rentas, cuando tenga ingresos inferiores a 5.164,60 € al año, importe que se ha actualizado este año 2017.

 No obstante, aunque los ingresos del solicitante sean inferiores a 5.164,60 € al año, si el solicitante convive con familiares se cumplirá el requisito cuando la suma de las rentas de todos los miembros de la unidad familiar, sea inferior a las cuantías recogidas en cada caso concreto, conforme a unas tablas en las que se recoge la “carencia de rentas o ingresos”.

4) Residir legalmente en España.

Este requisito se entenderá cumplido, cuando se haya residido en España como mínimo 10 años y, al menos, dos de ellos, deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud y haberse realizado ininterrumpidamente. 

¿Durante cuánto tiempo se concede la pensión no contributiva?

La pensión es vitalicia, es decir, se concede hasta el fallecimiento del solicitante, siempre y cuando, el trabajador siga cumpliendo todos los requisitos para poder seguir cobrándola.

La cuantía de la pensión no contributiva

 La cuantía individual de la pensión para cada beneficiario se establece función de sus rentas personales y/o de las de su unidad económica de convivencia; no pudiendo ser inferior dicha cuantía a 1.291,15 euros anuales, que se corresponde con el 25 % del importe íntegro para 2017.

La pensión no contributiva en cada caso habrá que recalcular el importe mensual teniendo en cuenta las personas que conviven con el beneficiario y si tienen o no ingresos, con lo que el importe mensual puede ser inferior o superior, hasta los topes indicados.

Obligaciones del pensionista

 Las personas que hayan solicitado la pensión no contributiva de jubilación tienen la obligación de:

  • a) Comunicar a la Entidad Gestora de cualquier cambio que pueda afectar al reconocimiento de la pensión.

  • b) Presentar el primer trimestre de cada año, la declaración de la renta, de manera que pueda demostrar que sigue cumpliendo el requisito de la carencia de rentas.

Incompatibilidades de la pensión no contributiva de jubilación

La pensión no contributiva de jubilación es incompatible con las pensiones no contributivas de invalidez, con las pensiones asistenciales y con los subsidios de garantía de Ingresos mínimos y por Ayuda de tercera persona.

 

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

0 Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.