Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Siete recomendaciones para que puedas cumplir tus metas de ahorro sin estrés

Asegurar una jubilación digna, comprarte el coche o la casa que deseas o viajar a un destino soñado requieren de una planificación y un ahorro previos. Te ofrecemos siete consejos para que puedas cumplir tus objetivos sin estrés.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Siete recomendaciones para que puedas cumplir tus metas de ahorro sin estrés

4,3 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 66%
  • 4 0%
  • 3 33%
  • 2 0%
  • 1 0%

3 votos

363 visualizaciones

Objetivos como asegurar una jubilación digna, comprarte el coche o la casa que deseas, viajar a un destino soñado o dar una buena educación a tus hijos no se consiguen de la noche a la mañana. Son metas que requieren de una planificación y un ahorro previos. Y para poder cumplirlas, es necesario tener en cuenta una serie de factores que pueden hacerte la tarea más llevadera.

En este artículo, te ofrecemos siete consejos para que puedas cumplir tus objetivos sin estrés.

1. No trates de cumplir con todas las metas de una sola vez.

El establecimiento de un plan de ahorro y una planificación son fundamentales. Ese plan te ayudará a priorizar tus objetivos y a ir cumpliendo progresivamente tus metas. En este punto es importante considerar que, aunque el ahorro para la jubilación es lo más alejado en el tiempo, por detrás de comprarse una casa o un coche, es fundamental destinar una parte de los ahorros desde una edad temprana. Es decir, puedes destinar los ahorros más inmediatos a esos gastos, pero sin dejar de lado aquellas metas de más largo plazo que requieran también de mayor esfuerzo a lo largo del tiempo, como es el caso del ahorro para preparar la jubilación.

2. Identifica las metas a corto, medio y largo plazo.

En ese sentido, es fundamental separar los objetivos que se tienen en los distintos momentos del tiempo. A corto plazo las metas pueden ser más materiales, como adquirir una vivienda o realizar un viaje, pero no debes olvidar las metas de medio o largo plazo, como ahorrar para el momento en que llegue el retiro laboral. Por eso, ahorrar para el corto plazo no debe implicar olvidarse de seguir ahorrando para el largo plazo.

3. Selecciona como una de tus metas el ahorro para la jubilación.

Aunque parezca una meta más alejada en el tiempo, el plan de ahorro vital debe incluir esta partida y cuanto antes se empice a prepararla mucho mejor. Es una partida que ha de estar presupuestada. El tiempo es un aliado fundamental a la hora de construir el ahorro futuro y no olvidarlo ayudará a llegar en mejor situación al momento en el que tengamos que dejar de trabajar.

4. Calcula tus gastos fijos a lo largo de las diferentes etapas de tu vida.

Para conseguir establecer un plan de ahorro, hemos de ser conscientes de nuestros ingresos pero también de nuestros gastos. No sirve de nada fijarse metas de ahorro muy altas que no podemos cumplir, ya sea por el nivel de ingresos que tengamos o por los gastos, que conviene controlar y diferenciar, dependiendo de la etapa de la vida en la que nos encontremos.

De hecho, para cumplir los objetivos a largo plazo, como el ahorro para la jubilación, basta con destinar un importe testimonial desde edades tempranas, como 50 euros al mes, e irlo incrementando progresivamente cuando los ingresos aumenten.

5. Una vez seleccionado el porcentaje de ahorro, elige producto.

El efecto de la inflación hace que tengamos que buscar métodos para combatirla si no queremos que el valor de nuestros ahorros disminuya con el tiempo. Por eso, plantéate el ahorro o la inversión en vehículos de ahorro con distintos horizontes de tiempo en función de tus necesidades de liquidez. Si son muy urgentes, los depósitos o cuentas de ahorro pueden ser tu solución, pero conviene que también deposites el ahorro en vehículos de más largo plazo, como los fondos de inversión o los planes de pensiones, que puedan darte mayores rentabilidades con el paso del tiempo.

6. Busca asesoría para ver qué forma de inversión encaja contigo.

En función de tu perfil de riesgo, el plan de ahorro e inversión variará. Un asesor profesional podría ayudarte mucho a establecer la mejor forma para que optimices tus esfuerzos de ahorro y te permitan cumplir tus metas más fácilmente.

7. Conciencia y disciplina.

Nunca debes perder de vista el porqué del ahorro, tus metas. La conciencia sobre ellas te ayudará  a mantenerte en la senda correcta. En este sentido, una actitud disciplinada también será una gran aliada: no te desvíes del camino marcado.

 

Valoración del artículo

4,3 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 66%
  • 4 0%
  • 3 33%
  • 2 0%
  • 1 0%

3 votos

363 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún