Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Tengo más de 50 años y he ahorrado poco. ¿Cómo obtener una buena pensión de jubilación?

Nunca es demasiado tarde para ahorrar pero es cierto que conviene empezar a hacerlo cuanto antes. Por eso, si no lo has hecho en el pasado y estás a las puertas de tu jubilación, conviene que aumentes tu ahorro, aportes más a tu plan de pensiones, aumentes el riesgo para ganar más si tu edad y perfil te lo permiten, o retrases el momento de tu jubilación.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Tengo más de 50 años y he ahorrado poco. ¿Cómo obtener una buena pensión de jubilación?

© Wavebreak Media - www.photaki.com

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

426 visualizaciones

El ahorro es un hábito difícil de adoptar a edades tempranas. Tendemos a pensar que el futuro, la jubilación o las necesidades extraordinarias que tendremos por motivos de salud o otros problemas pertenecen al futuro y por eso cuesta tanto incluir el ahorro en los hábitos del presente. Pero los años pasan y, de no ser disciplinados y empezar a ahorrar cuando empezamos a trabajar, corremos el riesgo de encontrarnos a las puertas de la jubilación y con una cantidad de ahorro insuficiente para hacer frente a las necesidades futuras.

Por eso, la primera consigna es empezar a ahorrar cuanto antes, nunca es demasiado pronto para empezar a preparar la jubilación, dicen los expertos. Pero, en el caso de que tengas 50 años o más y aún no hayas planificado el futuro, o hayas ahorrado poco, tampoco es demasiado tarde. Aunque, en ese caso, tendrás que corregir los malos hábitos del pasado con muchos más sacrificios y disciplina a partir de ahora, algo que no hubiera sido necesario con otra actitud más activa hacia el ahorro.

¿Qué se puede hacer para recuperar el tiempo perdido?

Para recuperar el tiempo perdido, la alternativa más viable es ahorrar más. Dependiendo de tu edad, conviene que aumentes tu ahorro un 20% más o, si estás a las puertas de la jubilación, todavía más. Es la forma más segura de poder llegar a una jubilación a la edad estipulada sin sufrir contratiempos.

Ese ahorro lo puedes canalizar a través de diversos productos o vehículos, ya sean fondos de inversión, seguros, planes de pensiones... pero ten en cuenta que el límite de aportación anual será de 8.000 euros. Además, es aconsejable aprovechar al máximo las deducciones fiscales que ofrecen vehículos como los planes de pensiones, algo que agradecerás en los años previos a la jubilación. Y, si aún puedes ahorrar más de esa cantidad, conviene que utilices otros vehículos de inversión que puedan ayudarte a hacer crecer más tu capital.

Aunque con cuidado porque, dependiendo de cuál sea tu edad, el perfil de riesgo deberá ser mayor o menor. Si estás en los 50 y aún te quedan más de 15 años para jubilarte, aún puedes contratar productos de riesgo medio o incluso moderadamente elevado que te permitan hacer crecer tu capital. Algunos estudios muestran que la renta variable, o las bolsas, suelen ofrecer rentabilidades positivas en periodos de diez años. Si, por el contrario, te faltan dos o tres años para jubilarte, lo ideal es que mantengas un perfil de riesgo muy conservador para no poner en riesgo tus ahorros en el corto y medio plazo. Porque, en ese caso, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

¿Y si no basta con mi ahorro?

Las opciones más radicales, pero también posibilidades si has empezado a ahorrar más tarde, es retrasar el momento de tu jubilación: si tenías pensado retirarte de forma anticipada pero el Estado te penaliza en forma de una menor pensión y no tienes capital suficiente para cubrir esa pérdida, convendría esperar a la edad legal. En el caso de que tuvieras pensado jubilarte a la edad ordinaria, puedes plantearte trabajar más allá de esa edad, pues además de seguir generando ingresos y ahorro, la Seguridad Social incrementa la pensión para aquellos que trabajan de forma voluntaria más allá de esa edad legal, siempre que se tenga un cierto número de años cotizados.

Otra opción es acogerte a una jubilación parcial, una opción que te permite trabajar y cobrar parte de la pensión al mismo tiempo y que te compensará siempre que el capital que generes sea mayor al de la pensión pública de jubilación. ¿Puedo trabajar y cobrar pensión a la vez? La jubilación parcial

Si no puedes acogerte a ninguna de estas posibilidades, la opción que queda es que rebajes tu nivel de vida cuando te jubiles, de forma que puedas vivir con los ahorros que has acumulado hasta el momento.

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

426 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún