Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

¿Van de la mano la salud financiera y la salud física?

Se suele afirmar que existen tres tipos de salud: salud física, salud psíquica o mental y salud financiera. Asimismo, que las tres están muy relacionadas entre ellas, que para lograr gozar de una buena salud y bienestar (wellbeing) de cada uno de esos tres tipos, las otras dos son relevantes.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Compartir

Imprimir
¿Van de la mano la salud financiera y la salud física?

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

4 votos

1612 visualizaciones

Es decir:

  • Para tener una buena salud física y mental, es importante tener las finanzas en orden, con unos ingresos mínimos que permitan satisfacer las necesidades básicas que ayudan al bienestar físico y, al mismo tiempo, los hoobies, aficiones, ocio y disfrute en general que ayude a tener una buena salud mental. Además, evitando que las deudas superen a los ingresos.
  • Asimismo, que, para poder disponer de una buena salud financiera, es importante disponer de una buena salud física (que te permita trabajar y, además, evitar gastos médicos y de dependencia) y una buena salud mental.

 La genética ayuda a gozar de una buena salud física, pero ella sola no es suficiente. Una alimentación saludable, una vida activa (con ejercicio moderado), el descanso adecuado (incluido el ocio), el optimismo y la relativización de los problemas (dando la importancia justa a las preocupaciones del día a día) son aspectos muy importantes para alcanzar un tipo de vida saludable que nos ayude a mantener la salud física y mental.

 Para alcanzar ese tipo de vida saludable, con una alimentación adecuada, ejercicio, vivir en un entorno confortable (hogar), etc. necesitamos una economía personal que debe estar mínimamente saneada.

 Asimismo, cuando tenemos problemas con nuestra salud financiera, como por ejemplo estamos en desempleo, o tenemos un trabajo escasamente retribuido, o cuando nuestras deudas son mayores que nuestros ingresos, además del stress que generan las anteriores situaciones y el decaimiento en el ánimo (salud psíquica), también se ve condicionado nuestro bienestar físico.


Con una mala salud financiera es difícil alcanzar el bienestar físico y mental
 

Una de las conclusiones del EduFin Summit 2021 (Centro para la Educación y Capacidades Financieras de BBVA) fue que “la  salud financiera impacta más allá de nuestras carteras de inversión, ya que está relacionada con nuestra salud física y bienestar social”.


¿Qué es la salud financiera?

La salud financiera consiste en el bienestar que se alcanza a través de una buena gestión de la economía personal, familiar o empresarial para poder hacer frente a imprevistos y conseguir metas vitales y de futuro.

La salud financiera varía según nuestras necesidades personales y la etapa de nuestra vida en la que nos encontremos (adolescencia, juventud, vida adulta durante la crianza, vida adulta cuando no tenemos dependientes, jubilación, ancianidad).

Tiene más salud o seguridad financiera quien tiene sus gastos bajo control, no tiene deudas (o aun teniéndolas, tiene deudas moderadas respecto a su nivel de ingresos, pudiendo afrontar su pago con cierta comodidad), y quien aumenta mes a mes sus ahorros y su patrimonio.

¿Como lograr una buena salud financiera?

Una vez tenemos cubiertos los pilares higiénicos o básicos, cuales son contar con una mínimamente adecuada salud física, con un trabajo estable de calidad y adecuadamente retribuido, los siguientes comportamientos nos ayudarán a alcanzar una buena salud financiera:

  • Administrar nuestra economía personal, evitando que los gastos superen a los ingresos, especialmente cuando hablamos de los gastos discrecionales o superficiales (por ejemplo, aficiones, ocio, salidas, vacaciones, lujos y extras en el vehículo, etc.), entendiendo que a veces las personas no tienen ingresos suficientes para afrontar sus gastos esenciales.
  • Alcanzar unos conocimientos financieros adecuados, familiarizándonos con los conceptos financieros, de ingreso y gasto, ahorro, inversión. Con toda la información que hay en internet, es relativamente fácil acceder a contenidos divulgativos sobre temas financieros, de gestión de nuestra economía personal, de ahorro e inversión de ese ahorro, así como planificación de la Jubilación.

    Para ello, existen portales como BBVA Mi Jubilación, el portal Finanzas para todos del Plan de Educación Financiera (Banco de España y CNMV) , o este mismo portal de academia de inversores de BBVA Asset Management.

    Asimismo, en medios digitales económicos y de inversiones existen apartados de educación financiera (por ejemplo, Funds Society y su apartado educativo Fórmate a Fondo, Funds People).

    También podemos preguntar a la aplicación de Chat GPT o simplemente tecleando en Google search la información que buscamos.

    Asimismo, el acceso a los distintos simuladores, como todos aquellos relacionados con la Jubilación (ya sea los simuladores de estimación de la pension pública, planificación el ahorro jubilación y disposición del ahorro durante la jubilación de BBVA Mi Jubilación, o el mismo de estimación de pensión de Tú Seguridad Social), u otros para cálculos como nivel máximo de endeudamiento debido, administración de nuestras finanzas personal, etc.

  • Adquiriendo una sensibilización personal con el ahorro para nuestros objetivos financieros de corto, medio y plazo. Por ejemplo, pensando en nuestro Yo del Futuro, y ahorrando para obtener rentas complementarias a nuestra futura pensión de jubilación. Para ello, deberemos comprometernos con nosotros mismos y nuestro ahorro, evitando las inercias y sesgos que nos impiden ahorrar pese a que nos ponemos el objetivo de hacerlo (sesgo del presente).

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

4 votos

1612 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter