Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Razones para cobrar los planes de pensiones periódicamente

Fiscalidad o planificación, alguno de los motivos para apostar por las rentas periódicas

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Razones para cobrar los planes de pensiones periódicamente

© Octavio - www.photaki.es

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

57 visualizaciones

Una cuestión habitual entre aquellos que alcanzan su jubilación y han acumulado ahorro en un plan de pensiones es: ¿de qué forma recupero este ahorro? ¿Me conviene recuperarlo de una sola vez, o es mejor planificar un rescate en forma de rentas periódicas?

¿Cuáles son las modalidades de rescate de un plan de pensiones?

  • En forma de capital: El beneficiario del plan percibe el importe total acumulado en el mismo en un solo cobro, que puede ser inmediato (en el momento de solicitarlo tras producirse la contingencia que da lugar a su rescate) o diferido (en una fecha posterior a elección del beneficiario).
  • En forma de renta: Se percibe el ahorro acumulado en el plan en forma de pagos periódicos. Existen dentro de esta modalidad, dos posibilidades: rentas de tipo actuarial, temporales o vitalicias, de cuantía y duración garantizada a través de un contrato de seguro, y rentas de tipo financiero, en las que la cuantía y la duración no están garantizadas, y que dependen de la evolución del fondo y de su rentabilidad. Estas rentas se perciben hasta que se extinga el capital del fondo y, a diferencia de las anteriores, pueden revertir a otros beneficiarios en caso de fallecimiento del suscriptor. En el caso de rentas de tipo actuarial, sólo puede darse esta posibilidad si se contrata explícitamente.
  • De forma mixta: En esta modalidad se combina un cobro en forma de capital con la percepción de rentas.

Ventajas de apostar por las rentas

Fiscalidad

El capital procedente de un plan de pensiones, independientemente de la modalidad de rescate por la que nos decantemos, tiene la consideración a efectos fiscales de Rentas del Trabajo.

Si optamos por un rescate en forma de capital, el impacto fiscal se concentrará en un solo ejercicio, aquel en el cual realizamos el rescate. Esto hará que dicho año se produzca un aumento considerable de los ingresos, que incrementará la base imponible, lo cual puede producir que el tipo marginal de nuestra declaración se eleve, lo que nos pasará una factura fiscal más elevada. Este efecto será más costoso cuanto mayor sea el valor de los derechos consolidados acumulados en nuestro plan de pensiones.

Hay que reseñar que, de manera transitoria, existe la posibilidad de aplicar una reducción del 40% en el rescate en forma de capital de aquellas aportaciones anteriores a 31/12/2006. Quienes tengan participaciones anteriores a esta fecha y se debatan en cómo rescatar su plan de pensiones, deberán igualmente valorar la conveniencia de realizar un solo rescate en forma de capital, pues en casos de planes de pensiones a partir de ciertos importes puede darse el caso de que el incremento en la factura fiscal derivado de imputar todo el rescate a un ejercicio fiscal no se vea compensado por dicha reducción.

En la modalidad de rescate en forma de renta, el impacto fiscal se distribuye entre los distintos ejercicios fiscales en los que se extienda el rescate, con lo que a cada uno de ellos se le imputarán unas Rentas del Trabajo de menor cuantía que generarán una menor factura fiscal.

Planificación financiera

Aunque contempla otras posibilidades de rescate, el plan de pensiones está orientado fundamentalmente a generar un ahorro para la jubilación que permita complementar la pensión pública.

Optando por el rescate en forma de renta, podemos hacer el ejercicio de planificar un presupuesto mensual y ajustar la renta del plan de pensiones a la diferencia entre ingresos y gastos que no cubre la pensión pública. De este modo administraremos el ahorro y el capital no rescatado seguirá invertido en el plan de pensiones y beneficiándose de su evolución.

Si te vas a jubilar próximamente y tienes pensado rescatar tu plan de pensiones, plantéate qué capital necesitas en el corto plazo para tus necesidades inmediatas, las cuales podrás cubrir con un rescate en forma de capital, y opta por el rescate en forma de renta para aquel dinero que no necesites en el corto plazo.  

Puedes analizar tu propio caso en el simulador de cobro de planes de Mi Jubilación 

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

57 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún