Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Compartir

  • Youtube
  • RSS

PT

Instituto BBVA de pensiones

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Ventajas e inconvenientes de trabajar en casa para el autónomo

Trabajar en casa ofrece libertad y flexibilidad, pero también implica hacerlo en un ambiente más solitario y requiere alta disciplina
Ventajas e inconvenientes de trabajar en casa para el autónomo

© katemangostar - www.freepik.com

18 de marzo de 2017 | 00:00

Los autónomos conforman un colectivo en auge en España, y ya son algo más de tres millones los trabajadores que se encuentran adscritos al régimen de la Seguridad Social que los recoge, el RETA (Régimen Especial para Trabajadores Autónomos). Según el análisis de la OCDE, casi el 18% del total de ocupados en España desarrollan un trabajo por cuenta propia, porcentaje notablemente superior al de países como Reino Unido (14%), Alemania (11%) o Francia (10%) y e inferior al de países como Italia (25%) o Grecia (35%).

Los trabajadores por cuenta propia o autónomos son aquellos que realizan una actividad laboral a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa. Esa actividad la realizan de forma independiente, y aunque recibe una remuneración, no es un salario fijo mensual. Se puede decir que el trabajo por cuenta propia combina ciertas ventajas como la independencia o la flexibilidad en la organización del tiempo, con desventajas como la mayor incertidumbre y la menor protección ante ciertos acontecimientos, como el desempleo. Esta menor protección afecta también a la jubilación, una etapa vital de especial importancia. De hecho, los autónomos son uno de los colectivos más vulnerables en su jubilación, dado que tienden a acceder a prestaciones de menor cuantía. Esto se debe a que los trabajadores autónomos gozan de libertad a la hora de establecer la base por la que cotizan (una libertad más limitada a partir de los 47 años) y la gran mayoría, nada menos que el 86%, deciden cotizar por la base mínima.

Otro de los puntos a menudo a favor de los autónomos es que muchos de ellos pueden decidir en qué lugar desarrollar su actividad. Algunos de ellos prestarán servicios a domicilio, otros quizá deban acudir a una oficina como muchos otros trabajadores al encontrarse vinculados a una empresa y otros deciden utilizar su propio domicilio como centro de operaciones, es decir, trabajan en casa. Esta opción, como cualquier otra, tiene una serie de ventajas e inconvenientes que vamos a analizar.

Las ventajas de trabajar en casa

  • Ahorro de tiempo: al no requerir desplazamientos, el tiempo aprovechable es mucho mayor. Tengamos en cuenta que en una ciudad grande, los trabajadores que se desplazan pierden en media más de 30 minutos por desplazamiento.
  • Ahorro de costes: no hay que optar por una alternativa (oficina o espacio de co-working) que pueden suponer un importante gasto mensual. También es un ahorro prescindir de gastos de desplazamiento o de almuerzos fuera del hogar. Algunas infraestructuras, como por ejemplo el wifi, quedan compartidas para uso personal y profesional.
  • Flexibilidad horaria: en general, el trabajo desde casa permite ser más flexibles con la organización de la agenda. Podemos en función de nuestras necesidades o incluso estado de ánimo, alternar tareas o priorizar unas sobre otras.
  • Conciliación de la vida familiar y profesional: el hecho de estar en casa nos permite estar más cerca de los nuestros o cuidar a algún familiar en caso de necesidad.

Las desventajas de trabajar en casa

  • La tendencia a distraerse puede ser mucho mayor, especialmente en épocas vacacionales en las que no estemos solos.
  • Necesidad de una gran autodisciplina: unido al punto anterior, no siempre resulta fácil dedicar una jornada de trabajo completa a las tareas profesionales sin terminar viendo reducido el tiempo de trabajo por otras actividades extra profesionales.
  • Soledad: el ser humano es un animal social y esto también aplica en el ámbito del trabajo. Trabajar solo en casa alejado de un ambiente corporativo y de compañeros con los que compartir experiencias o problemas puede hacerse cuesta arriba para algunos autónomos.
  • Menos equipamiento que en una oficina: El material del que se suele disponer en un hogar (escáneres, impresoras, documentación, etc) es normalmente más escaso y limitado del que habría en un despacho u oficina. 
 

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

0 Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.