Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Envíanos tu aportación

Suscripción al boletín del Foro de Expertos

Estás en:

  1. Inicio
  2. Indicadores

Indicadores

Buscar en indicadores

  • Producto Interior Bruto

    Macroeconómico

    La evolución del PIB es la variable clave del cuadro macroeconómico del país, pues indica su dinámica de crecimiento y, por ende, de generación de bienestar. En definitiva, su comportamiento muestra el punto del ciclo económico en que se encuentra la economía. En cuanto a la situación actual, como es conocido, la producción real muestra una lenta tendencia hacia la progresiva estabilización en valores de en torno al 2% internual. Sin embargo, el impacto de la crisis sanitaria por el COVID-19 ha provocado la caída más grave de la actual serie histórica del PIB, haciendo retroceder éste, en términos reales, hasta el -4,07%.

    Dado que el PIB, en términos genéricos, se define como el valor de la producción realizada por una economía en un determinado momento, es decir, la producción multiplicada por su precio, la concreta denominación "PIB real" descuenta el efecto de los precios sobre la medición para así aislar exclusivamente la evolución de la producción como tal. De este modo que se evitan las distorsiones que se generarían tanto por periodo inflacionarios como deflacionarios. Por el contrario, la denominación PIB nominal sigue respondiendo a esa definición inicial, siendo éste al que se referencian indicadores como la ratio Deuda/PIB o la magnitud del déficit fiscal o de la Seguridad Social. Datos anuales para los años cerrados y trimestrales para el en curso.

    Fuente: CNTE (INE)

    Actualización: 31 de marzo de 2020

  • Índice de precios al consumo (IPC)

    Macroeconómico

    Después de haber pasado por un periodo de deflación entre los terceros trimestres de 2014 y 2016, así como experimentar un fuerte repunte al inicio de 2017, el IPC cerró 2018 muy por debajo del 2% interanual (objetivo de inflación del Banco Central Europeo). Así, tras un periodo de progresiva ralentización hasta llegar al estacamiento, 2019 cierra con un leve repunte de la inflación. Sin embargo, desde febrero de 2020, la evolución de los precios ha vuelto a tender a cero fruto de los temores a una nueva recesión tras la progresiva ralentización del crecimiento económico. Así, la situación de parálisis de la economía ha llevado a que el dato definitivo de inflación de abril sea cuantiosamente más negativo que el adelantado y, finalmente, que el adelantado de mayo suponga de manera directa la entrada en deflación.

    El Índice de precios al consumo (IPC) es una medida estadística de la evolución de los precios de una cesta de bienes y servicios estandarizados considerada como representativa del patrón de consumo de la población residente en España. Tasa de variación interanual. Último dato pendiente de revisión (en "avance")

    Fuente: INE

    Actualización: 30 de junio de 2020

  • Índice de precios al consumo (IPC) - Especial COVID-19

    Macroeconómico

    Ante la excepcional situación de crisis sanitaria y económica, y dado el cambio drástico en el patrón de consumo de los hogares así como la reducción también drástica de la producción de ciertos bienes y servicios por la paralización de la producción decretada desde el Ejecutivo, el INE ha realizado el esfuerzo de reconfigurar la "cesta de bienes y servicios" representativa que consituye el IPC en base a los productos sobre los que, en esta situación, se mantienen como los más representativos en dicha cesta, es decir, términos de oferta y demanda. En cuanto a los de tipo "bienes", éstos están experimentando cierto repunte inflacionista, mientras que los de tipo servicios, se encuentran claramente en una esperial deflacionista cada vez más aguda.

    Tasa de variación interanual. Último dato pendiente de revisión (en "avance"). Para más información, consultar: https://www.ine.es/daco/daco42/daco421/nota_tecnica_ipc_covid.pdf

    Fuente: INE

    Actualización: 30 de junio de 2020

  • Productividad real por puesto de trabajo. Variación respecto al año anterior

    Macroeconómico

    La productividad real por puesto de trabajo ocupado (es decir, tanto asalariado como autónomo) es un indicador que denota la generación de riqueza por parte del empleo (la cantidad del PIB generada por cada puesto existente), lo que tiene múltiples proyecciones, todas ellas interconectadas: 1) determina la capacidad de generación de un execedente de recursos con los que financiar el sistema de protección social, entre otros; 2) delimita el margen para subir salarios nominales (ingresándose mayores cotizaciones) sin repercutir en los precios; y 3) al moderar la evolución de la inflación, permite que el poder adquisitivo de los salarios y las pensiones sean más elevados. Destaca drásticamente la caída de la productividad por puesto de trabajo fruto de la crisis económica por el COVID-19, mostrando por primera vez en décadas ésta un comportamiento no contracíclico, algo que caracterizaba anómala y sistemáticamente a la economía española. La razón de este comportamiento estriba en el relativo mantenimiento de puestos de trabajo vía ERTE a pesar de la dramática caída de la actividad.

    Productividad real por puesto de trabajo ocupado: ratio del PIB real (en índice de volumen encadenado) entre el total de puestos de trabajo (asalariados o no) existentes en cada periodo. Datos anuales para los años cerrados y trimestrales para el en curso. Después de registrar valores negativos en el segundo y tercer trimestre de 2014, de nuevo la productividad por puesto de trabajo ocupado torna a niveles de ese signo. Este hecho es propio del comportamiento contracíclico de la productividad laboral en la economía española, dinámica que la diferencia respecto de la normal general y que, por lo dicho en el párrafo anterior, es considerablemente negativo.

    Fuente: CNTE (INE)

    Actualización: 31 de marzo de 2020

  • Déficit Público (como porcentaje sobre el PIB nominal)

    Macroeconómico

    Desde los altos niveles de déficit público alcanzados durante la crisis económica, con máximos en 2009 y 2013, se observa una paulatina reducción hasta alcanzar niveles cercanos al 3% en 2017. Este indicador es supervisado por las autoridades comunitarias con el fin de no sobrepasar el límite del 3% del PIB.

    Capacidad (+) o necesidad de financiación (-) como % del PIB. La "capacidad de financiación" quiere decir que el sector público dispone de recursos excedentarios (superávit) para financiar su actividad o, incluso, la de otros "sectores institucionales", tales como los hogares, las empresas o el sector exterior; por el contrario, que se encuentre en "necesidad de financiación" (déficit) viene a señalar que, para el desarrollo de sus actividades, necesita de la aportación de recursos por parte del resto de sectores, ya sea vía impuestos, generación de deuda u otros. El valor que arroja cualquiera de las dos situaciones se calcula como porcentaje del PIB y, por ende, se obtiene a cuánto de éste asciende el déficit o superávit público. El acrónimo "P" hace referencia a que los datos se encuentran en estado "provisional"; "A" a que se encuentran en estado de "avance". En ambos casos suelen ser posteriormente revisados.

    Fuente: Banco de España

    Actualización: 31 de diciembre de 2019

  • Deuda Pública (como porcentaje sobre PIB)

    Macroeconómico

    El nivel de deuda de las Administraciones Públicas como porcentaje PIB nos muestran el margen de maniobra con que se cuenta para finanzar las actividades del Estado, incluido el sistema de Seguridad Social. Tras marcar su máximo historico en 2016 (100,3% del PIB) ha comenzado una leve tendencia descendente hasta el 97,1% del cuarto trimestre de 2018. Sin embargo, para el primer y segundo trimestre de 2019, tal valor había escalado hasta el 98,9%.

    Pasivos en circulación y deuda de las Administraciones Públicas según el Protocolo de Déficit Excesivo. Porcentaje del PIB a precios de mercado. Los datos señalados con una "P" se encuentran aún en estado de provisionalidad y los que lo están con una "A" constituyen un avance del dato quel luego será provisional y, en ambos casos, finalmente definitivo.

    Fuente: BdE

    Actualización: 31 de marzo de 2019

¿Eres investigador?

Envíanos tu aportación