Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Envíanos tu aportación

Suscripción al boletín del Foro de Expertos

Estás en:

  1. Inicio
  2. Indicadores

Indicadores

Buscar en indicadores

  • Empleo total

    Mercado de trabajo

    El volumen total de empleo es un indicador clave no sólo del mercado de trabajo, sino de la sostenibilidad del sistema de pensiones, pues muestra la envergadura de la fuente de ingresos a la Seguridad Social.

    Es relevante sólo el total del empleo, sino la tipologia del mismo, especialmente en cuanto a la cantidad de horas que el mismo comprende. Asi, ha de diferenciarse entre "puestos de trabajo" (los efectivamente existentes) y "puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo" (total de horas trabajadas dividido por la media anual de las horas trabajadas en puestos de trabajo a tiempo completo en el territorio económico). Cuanto mayor sea la diferencia entre ambos, mayor será el peso de formas de subempleo. Fruto de la crisis económica por el COVID-19, entre el primer trimestre y el segundo año se habrían destruido 4.215.500 puestos de trabajo (asalariados o no) y 3.208.000 medidos en "equivalentes a tiempo completo".

    Fuente: CNTE - INE

    Actualización: 30 de junio de 2020

  • Tasa de actividad de la población adulta total y por sexo

    Mercado de trabajo

    Tras la crisis económica, España registra la tasa de actividad más baja de la última década, lo que muestra las dificultades a las que se enfrenta el sistema de pensiones y su sostenibilidad. La importante caída durante el segundo trimestre de 2020, periodo de mayor intensidad de las medidas de confinamiento por la crisis pandémica del COVID-19, es debida a la pérdida de casi un 1,2 millones de activos.

    Cociente entre la población activa y la población en edad de trabajar o mayor de 16 años. Muestra cuánta de la fuerza de trabajo potencial (la población mayor de 16 años) acude efectivamente al mercado de trabajo (población activa) y ello con independencia de si encuentran un empleo o no (la población activa es el agregado de los ocupados y los parados, pues todos buscan empleo -acuden al mercado laboral- lo hayan conseguido o no). Datos anuales para los años cerrados y trimestrales para los en curso.

    Fuente: INE

    Actualización: 30 de junio de 2020

  • Tasa de empleo total y por sexo

    Mercado de trabajo

    La tasa de empleo es uno de los indicadores que describe la tendencia en el mercado de trabajo. Al exponer cuánta de la fuerza de trabajo esta efectivamente ocupada, es uno de los determinantes efectivos del nivel ingresos del sistema público de pensiones. La caída de este indicador durante el sgeundo trimestre de 2020, es decir, el de aplicación de las medidas más duras de confinamiento por la pandemia por COVID-19, se debe a la pérdida, durante el mismo, de algo más de un millón de ocupados.

    Es el cociente entre el total de ocupados y la población en edad de trabajar o mayor de 16 años. Así, muestra cuánta de la potencial fuerza de trabajo está efectivamente ocupada.

    Fuente: INE

    Actualización: 30 de junio de 2020

  • Tasa de desempleo de la población activa, total y por sexo

    Mercado de trabajo

    La tasa de paro no solamente implica un mayor gasto para el sistema de Seguridad Social, vía prestaciones por desempleo, sino también unos menores ingresos para el conjunto del sistema, por la pérdida de cotizantes

    Representa el porcentaje de la población activa que se encuentra desempleada (no ocupada). Datos anuales para los años cerrados y trimestrales para los en curso.

    Fuente: INE

    Actualización: 31 de marzo de 2020

  • Costes laborales y salariales por trabajador

    Mercado de trabajo

    La evolución del salario medio mensual por trabajador es un buen indicador tanto de los recursos con que va a contar el sistema de pensiones como para realizar proyecciones acerca de cuáles serán sus compromisos futuros. La fuerte caída de este indicador durante el segundo trimestre de 2020 radica en que, al sí incluir a los trabajadores en ERTE -no como el indicador que evalúa el coste por hora efectiva de trabajo- y éstos o bien no reciben retribución de la empresa (suspensión de contrato) o si lo hacen es en términos reducidos (reducción de jornada), el coste promedio se desploma. En otras palabras, en la fórmula de este promedio el numerador -total de masa salarial- cae, mientras que el denominador -número de trabajadores ocupados- o bien no lo hace por lo ERTEs o bien lo hace en mucha menor medida (también por los ERTEs).

    El coste salarial incluye las siguientes partidas: el salario base, los complementos salariales, pagos por horas extraordinarias y/o complementarias, gratificaciones extraordinarias, salario en especie y pagos atrasados. Consecuentemente, el coste laboral total engloba, ademas de los elementos salariales, las siguientes cuestiones (consisten en el gasto total que soportan los empleadores al emplear a su personal): las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores, los costes de formación profesional, otros gastos y los impuestos relacionados con el empleo considerados costes laborales menos toda subvención recibida. Datos ajustados de efectos estacionales y de calendario.

    Fuente: INE

    Actualización: 31 de julio de 2020

  • Costes laborales y salariales por hora trabajada

    Mercado de trabajo

    La evolución del salario medio por hora trabajada es un buen indicador tanto de los recursos con que va a contar el sistema de pensiones como para realizar proyecciones acerca de cuáles serán sus compromisos futuros. A diferencia del salario por trabajador, esta visión de los costes laborales y salariales no se ve afectada por la cantidad de tiempo o intensidad del empleo en el mercado de trabajo. En cuanto al incremento registrado en este indicador para el segundo trimestre de 2020, ello responde a que, al tratarse de las horas efectivamente trabajadas, aunque debería haber un efecto de compensación al reducirse tanto el numerador (gasto salarial en horas efectivas) como el denominador (tales horas efectivamente trabajadas) fruto de los ERTEs suspensivos, los posibles incrementos en las empresas sin ERTEs, aunque hipotéticamente de pequeña entidad, provocan que la caída del numerador sea menor que la del denominador.

    El coste salarial incluye las siguientes partidas: el salario base, los complementos salariales, pagos por horas extraordinarias y/o complementarias, gratificaciones extraordinarias, salario en especie y pagos atrasados. Consecuentemente, el coste laboral total engloba, ademas de los elementos salariales, las siguientes cuestiones (consisten en el gasto total que soportan los empleadores al emplear a su personal): las cotizaciones sociales a cargo de los empleadores, los costes de formación profesional, otros gastos y los impuestos relacionados con el empleo considerados costes laborales menos toda subvención recibida. Datos ajustados de efectos estacionales y de calendario.

    Fuente: INE

    Actualización: 31 de julio de 2020

¿Eres investigador?

Envíanos tu aportación