Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Mi empresario se jubila, ¿cómo afecta esta situación a mi contrato laboral?

Cuando el empresario se jubila, si la relación laboral del trabajdor no continúa tiene derecho a un indemnización y a la prestación por desempleo. Si el contrato continúa, se mantendrán todos los derechos del trabajador.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Mi empresario se jubila, ¿cómo afecta esta situación a mi contrato laboral?

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

 La extinción de la relación laboral se puede causar por la pérdida de las condiciones de cualquiera de las partes.  

 Así, tanto el fallecimiento, jubilación o incapacidad del trabajador como del empresario provoca la finalización del contrato que fue firmado por las dos partes (empresario y trabajador), cuando uno de ellos no continúa con sus obligaciones.

El trabajador ha firmado un contrato de trabajo con un empresario concreto. Si éste ya no va a continuar con su labor empresarial debido a que ha decidido jubilarse, es posible que el trabajador no quiera seguir con su actividad laboral con otro empresario diferente que sustituya al primero.

Pueden darse varios supuestos: que cuando se jubile el empresario, se cierre la empresa; o  que cuando se jubile el empresario, continúen los herederos con la actividad empresarial.

Si los herederos del empresario, continúan con el negocio, el trabajador tiene tanto la opción de continuar con su actividad laboral como de finalizarla.

El empresario se jubila y se cierra la empresa

En este supuesto, se extingue el contrato de trabajo y el trabajador tiene derecho a una indemnización cuya cuantía equivaldrá a un mes de salario.

Igualmente como la finalización del contrato no ha sido elegida voluntariamente por el trabajador, se entiende que es una situación legal de desempleo y podrá beneficiarse de la prestación de desempleo, si cumplen los requisitos de acceso.

De la misma manera, la jubilación del empresario se califica como causa de restructuración empresarial con el objeto de permitir al trabajador, si cumpliese las condiciones, la jubilación anticipada con una edad inferior a 4 años a la edad legal de jubilación. 

El empresario se jubila, sus herederos continúan con la empresa, pero el trabajador no desea seguir con su actividad laboral

El trabajador firmó su contrato laboral con un empresario concreto.

En el momento de la jubilación de éste, si los herederos asumen la continuación del negocio, una de las dos partes del negocio jurídico bilateral ha cambiado.

De esta forma, el trabajador deberá aceptar tácitamente al nuevo empresario. Pero, no tiene obligación de hacerlo. Puede decidir extinguir su contrato de trabajo  por este motivo.

En este caso, el trabajador también tiene derecho a una indemnización en cuantía equivalente a un mes de su salario e igualmente se entenderá que se encuentra en situación legal de desempleo a los efectos de disfrutar la prestación correspondiente.

Aunque para acceder al subsidio de desempleo es precisa la involuntariedad en la pérdida del puesto de trabajo, en este supuesto se interpreta que es así, dado que la extinción se debe a una situación que no ha elegido el empleado como es la jubilación del empresario.

En este caso, igualmente la jubilación del empresario se califica como causa de restructuración empresarial con el objeto de permitir al trabajador, si cumpliese las condiciones, la jubilación anticipada con una edad inferior a 4 años a la edad legal de jubilación. 

El empresario se jubila, sus herederos continúan con la empresa y el trabajador decide seguir con su actividad laboral

En esta situación el nuevo empresario queda subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, que se jubiló.

Entre estos derechos que hay que respetar, en todo caso, se encuentran también los compromisos de pensiones, y cualquier otra obligación en materia de protección social complementaria que hubiere adquirido el empresario anterior.

Autor: Eva María Blázquez Argudo - UC3M

*Exención de responsabilidad por opiniones de terceros
Las opiniones y pareceres firmados por personas independientes dentro de este site se realizan a título personal, sin que BBVA ni cualquiera de las empresas del Grupo tengan que compartir necesariamente la totalidad o parte de las mismas.  
  

Valoración del artículo

0 votos

0 valoración media

1 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

26 de mayo de 2015

Accede a nuestros simuladores