Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Monitorización no intrusiva en domicilio. ¿Cómo llevarlo a cabo?

La sociedad actual está asistiendo a un nuevo reto a nivel mundial auspiciado por el aumento exponencial de la población mayor. Las personas somos cada vez más longevas un hecho sin duda positivo que arroja la conclusión de que los avances médicos en nuestro país son notables. El problema aparece cuando no hay una proporción equitativa entre población joven y mayor, y empieza a convertirse en un asunto socialmente difícil de resolver.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir

Imprimir
Monitorización no intrusiva en domicilio. ¿Cómo llevarlo a cabo?

4,6 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 77%
  • 4 11%
  • 3 0%
  • 2 11%
  • 1 0%

9 votos

151 visualizaciones

¿Cuál es el contexto sociodemográfico en el que vivimos?

Según datos del INE, este año ya batimos récord de cifras con un 19,4% de población mayor de 65 años en España. Cifras que, sin duda, abruman, pero que no se quedan aquí: la previsión es que en el año 2033 la población mayor de 65 habrá crecido hasta alcanzar un 25,2% de la población.

Si unimos esta previsión demográfica al dato recogido por diversos estudios, de que más de un 80% de la población mayor quiere envejecer en su hogar, ¿qué nos queda? Nos enfrentamos al reto de satisfacer las necesidades de la población más adulta, con un porcentaje de población joven que disminuye, debido a la baja natalidad.

Así, las empresas tecnológicas de cariz social llevan ya varios años orientándose a ofrecer soluciones adaptadas a nuestros tiempos. En la situación actual, el futuro pasa por lo que llamamos “monitorización de comportamiento en domicilio”; una solución tecnológica que permite a nuestros mayores estar seguros y protegidos, a la vez que fomentando la libertad e independencia para envejecer donde ellos elijan.

 ¿En qué consiste la monitorización no intrusiva para personas mayores y/o dependientes?

Ya hay bastantes empresas de fuera de nuestro país que han empezado a apostar por desarrollar soluciones de monitorización remota orientadas a empresas de teleasistencia y profesionales del cuidado a domicilio, e incluso para ser contratadas por particulares en su propio hogar. Es el caso de la británica Canary Care, o la estadounidense TrueSense.

En España, la empresa vizcaína Ideable empieza ahora a implantar su solución Kwido Home, de la mano de Sacyr, en varios centros de Madrid y Getafe. Pero, ¿en qué consiste realmente la monitorización remota no intrusiva? Suena a una solución compleja que puede suponer una gran inversión para medianas compañías que quieran innovar y mejorar la calidad de sus servicios. Es a lo que suena, pero en realidad es mucho más sencillo. La realidad es que se trabaja con sensores inalámbricos (beacons, sensores de presencia, etc.), que usan protocolos tipo bluetooth (BLE) o ZigBee y de coste reducido, que se colocan en diferentes estancias y objetos, según cada caso y tras una valoración inicial del grado de dependencia del mayor y de las acciones que más nos interesa monitorizar. Son fáciles de instalar, y más aún de mantener, pues casi no se deterioran, y los beneficios son infinitos. Pero mejor si lo explicamos con ejemplos. 

 

 Veamos algunos ejemplos

EJEMPLO A

Una empresa de cuidados a domicilio contrata una instalación estándar de sensores en el domicilio de Arsenia; una persona de 76 años que vive sola en su domicilio y empieza a padecer un deterioro cognitivo leve, producto de la avanzada edad. La empresa, recibe una alerta del sensor de nevera, comunicando que Arsenia no ha abierto el frigorífico en todo el día. Será conveniente comunicarnos con la usuaria para anticiparnos ante cualquier problema alimentario (o de otro tipo) que haya podido surgir.

EJEMPLO B

En casa de Antonio, de 82 años, también se han colocado sensores en las diferentes estancias, además de en objetos habituales de su día a día. Según los datos que envían los sensores regularmente a la empresa de cuidados, vemos que en las últimas semanas Antonio ha cogido el mando de la TV en más ocasiones de lo habitual. Será el momento de hacer un seguimiento específico de la situación, ya que podría ser una señal de aislamiento social, o indicios de depresión.  

*En cualquiera de los dos ejemplos, es importante tener en cuenta que el usuario no habrá notado interferencias de la solución en su rutina diaria. No se sentirá vigilado o sobreprotegido, y su privacidad estará siempre a salvo gracias al cumplimiento de la LOPD. Por contra, la compañía podrá anticiparse a posibles situaciones adversas, y la familia también lo agradecerá.

Así, vemos que no es necesario esperar a que la situación empeore, sino que podemos saber desde el minuto 1 cuando hay algún desorden de salud, posible depresión, falta de apetito, actividad, antes de que origine un problema mayor y poner en marcha lo antes posible los protocolos de actuación necesarios.

¿Y los beneficios para las empresas de teleasistencia y cuidados?

Hemos hablado de los usuarios y las familias, que son los principales beneficiados de estas soluciones ya que afectan a su salud, seguridad, independencia y tranquilidad. Pero es cierto que la monitorización a domicilio supone ventajas importantes para los profesionales de la salud, terapeutas, asistentes de cuidado a mayores, etc.

En primer lugar, las soluciones de sensores para mayores ayudan a empresas y profesionales a mejorar la calidad del servicio que ofrecen. Es una realidad que el grado de seguridad, independencia y prevención que consiguen ofrecer a usuarios y familias es mucho mayor utilizando soluciones tecnológicas.
En segundo lugar, les permite aprovechar mucho mejor sus recursos humanos, y orientarlos a trabajar con mayor atención y cuidado en aquellas labores que realmente necesitan el calor y la presencia de un cuidador. Pueden, así, centrar la dedicación de sus profesionales cualificados en las tareas de verdadero valor, y empezar a reducir desplazamientos innecesarios y una elevada intrusividad en la rutina de mayores independientes. Además, consiguen ampliar su atención a las 24 horas del día y orientarse a una monitorización 360º, mucho más completa.

Por último, al tratarse de soluciones con un hardware reducido e instalaciones sencillas, la inversión en monitorización a domicilio es realmente reducida, además de escalable para diferentes tipos y tamaños de empresa.

Después de todo, somos conscientes que la tecnología debe evolucionar para adaptarse a nuestras necesidades y al contexto social, y está claro que las necesidades de nuestros mayores han llegado para quedarse. 

Valoración del artículo

4,6 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 77%
  • 4 11%
  • 3 0%
  • 2 11%
  • 1 0%

9 votos

151 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

04 de diciembre de 2019

Accede a nuestros simuladores