Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

¿Sería adecuado un modelo de mochila austriaca para complementar las prestaciones públicas de jubilación en España?

La mochila austriaca es una cuenta individual de ahorro capitalización que se dota con aportaciones del empresario a favor del trabajador y que acompaña al empleado toda su vida laboral, pudiendo disponer de ella en caso de despido, cambio de compañía o de jubilación. El Gobierno está estudiando su posible aplicación en España. Además de sus positivos efectos sobre el mercado laboral, ¿podría ser una fuente de ahorro complementaria para complementar la pensión pública?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
¿Sería adecuado un modelo de mochila austriaca para complementar las prestaciones públicas de jubilación en España?

@andrewtneel - www.unsplash.com

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

2 votos

47 visualizaciones

Este tipo de mochila no es un instrumento puro de previsión social empresarial para abordar el problema de la jubilación del empleado, sino más propiamente de flexibilización del mercado laboral, ya que las posibilidades de que los fondos acumulados lleguen a jubilación son como mínimo inciertas, ya que esta mochila podría ser rescatada por el trabajador, entre otros supuestos, en el caso de despido o cambio de trabajo.

Desde el punto de vista laboral, “la mochila” busca dar respuesta a cinco problemas del mercado laboral español: la dualidad de contratos, la poca flexibilidad para las empresas, la escasa movilidad entre empleos, la reticencia de los empleadores a contratar y la tentación de muchos desempleados de alargar su estancia en el desempleo para estirar los subsidios.

Por ello, muchas voces lo ven como un buen instrumento que ayude a la flexibilidad laboral y la mejora del empleo, con el objetivo que los trabajadores no sean “esclavos de su antigüedad”.

La rigidez del mercado laboral, que es uno de los causantes de la alta tasa de desempleo, puede provocar en ocasiones que los trabajadores no tomen decisiones de cambio de empleador cuando están descontentos o simplemente cuando quieren seguir creciendo profesionalmente, debido al miedo a quedar en desempleo tras un cambio de trabajo voluntario que no funcione según lo esperado por ellos y a no encontrar posteriormente un nuevo empleo, o simplemente a encontrarse insatisfechos en el nuevo empleo. En definitiva, por el miedo a perder los derechos y la antigüedad acumulada en su actual empleo.

La mochila austríaca podría ayudar a reducir la excesiva temporalidad de los contratos de trabajo en España (salvo aquella que depende de la época del año, como por ejemplo la hostelería y agricultura). Las empresas empleadoras podrían tender más a realizar contratos estables y se reducirían las tasas de temporalidad (hoy en torno al 25%). El empresario no tendría que afrontar los elevados costes de las indemnizaciones por despido, ya que los derechos de indemnización del trabajador se irían dotando progresivamente y en caso de que fuera necesario despedir no habría de afrontar un desembolso repentino e importante (*).

(**) Este argumento aplicaría en caso de que la “mochila” fuese sustitutiva de la indemnización legal por despido, no complementaria de la misma. En caso contrario, si fueran concurrentes, se incrementarían de una manera importante los costes de despido para los empresarios. Por otro lado, algunas voces argumentan que si indemnización por despido (actual) y el sistema de mochila no conviviesen, se perderían derechos para muchos trabajadores.

No obstante, desde el punto de vista de considerarse un complemento adecuado de las pensiones públicas de jubilación se debería ser prudente, especialmente si se piensa en el “modelo de mochila austriaca” como columna vertebral de ese complemento ocupacional a las prestaciones públicas.

“La mochila” puede rescatarse en caso de despido o cambio voluntario de empleo, así como para destinarse a formación profesional. Por lo tanto, en el caso de muchos trabajadores esa “mochila”, el dinero procedente de la misma, no llegaría a la jubilación.

Es cierto que en el caso de algunos trabajadores que no rescaten el fondo acumulado hasta el momento de su jubilación si será un buen complemento a su pensión pública. Este caso incluiría:

  • Especialmente, el de aquellos trabajadores que no rescaten en ninguna ocasión durante su vida laboral.
  • Aquellos que, aunque rescaten en alguna ocasión “la mochila” durante su vida laboral (por ejemplo, con ocasión de algún cambio de empleo), no lo hagan durante un número significativo de los años previos a su jubilación.
  • Aquellos, que, aunque rescaten una o varias veces, destinen el importe de uno, varios o todos los rescates (o una parte importante del mismos) a instrumentos de ahorro para jubilación

Basar el desarrollo de previsión social empresarial, complementaria a la pensión pública, exclusiva o principalmente en un sistema análogo al de mochila austriaca, implicaría determinados riesgos en España debido a:

  • La escasa formación financiera, hábitos y sensibilización con la planificación de la jubilación y el ahorro en nuestro país. Además, el “sesgo conductual del presente” (Economía del comportamiento), según el cual las personas preferimos las gratificaciones del presente sobre la felicidad futura, produciría en no pocas ocasiones una preferencia a consumir en el presente importes líquidos recibidos del rescate de la “mochila” antes que a ahorrarlos para el futuro.
  • Un mercado laboral inestable donde no siempre es posible realizar carreras profesional completas (sin periodos inactivos durante los que no se perciben ingresos), que además demandará en el futuro importantes inversiones y esfuerzos personales de los trabajadores en reciclaje profesional y formación que podrían financiarse a través de la “mochila”.

Ello podría conducir a que durante las próximas décadas muchos trabajadores accedieran a jubilación con ingresos no adecuados, después de toda una vida laboral trabajando.

En resumidas cuentas, la “mochila austriaca” podría ser eficaz para dinamizar el mercado laboral pero no tanto para garantizar un complemento a la pensión pública en el futuro para muchos trabajadores.

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

2 votos

47 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

10 de septiembre de 2020

Accede a nuestros simuladores

También te puede interesar