Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Sistema de pensiones privado individual en Alemania: Riester y Rürup

La pensión pública en Alemania se complementa con las pensiones derivadas del sistema de empleo  y con un sistema de pensiones privado individual voluntario (tercer pilar) incentivado y subvencionado por el Estado.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Compartir

Imprimir
Sistema de pensiones privado individual en Alemania: Riester y Rürup

@romankraft - www.unsplash.com

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

6 votos

237 visualizaciones

En estos instrumentos de previsión social individual, los trabajadores realizan aportaciones personales que, capitalizadas, en el momento de jubilación habrán generado un patrimonio por la suma de las aportaciones realizadas y a los intereses/rentabilidad devengados.

Existen dos tipos de pensiones privadas subvencionados por el Estado: Riester Rente y Rürup Rente.  El objetivo de ambos es reducir la dependencia de los trabajadores de la pensión pública (seguro de pensiones legal) complementando la misma.

Detallamos y comparamos las características de ambos planes de pensiones privados: Riester vs. Rürup.

Trabajadores para los que son adecuadas 

  • Pensión privada Rurüp: Autónomos (y rentas altas)
  • Pensión privada Riester: Trabajadores por cuenta ajena

La pensión Rürup es instrumento de previsión atractivo principalmente para los trabajadores por cuenta propia. La misma incentiva a todos los contribuyentes, específicamente a autónomos que no están sujetos a seguro de pensiones y personas aseguradas obligatoriamente en centros de atención profesional (sin apoyo tampoco de Riester).

La pensión Riester apoya y se dirige principalmente a los trabajadores por cuenta ajena con seguro obligatorio de pensiones (pensión pública). También a los beneficiarios de prestaciones por enfermedad o desempleo, funcionarios, soldados, agricultores y artistas. Por regla general, los autónomos no pueden contratar una pensión de Riester.

La pensión Rürup está dirigida principalmente a las personas con altos ingresos (ejemplo, autónomos que tengan alta carga fiscal), mientras que la pensión Riester es atractiva para las familias y los trabajadores de bajos ingresos.

Aportaciones

En el caso de la pensión de Riester, al menos el 4% de los ingresos brutos anuales (sujetos a cotización a la Seguridad Social), deben ser aportadas en el contrato de pensiones cada año para recibir la ayuda completa del Estado. Es posible reducir las aportaciones. Sin embargo, si no se cumple con el requisito de aportación completa, el Estado ajusta el monto de su asignación a la baja. El mínimo de contribución es de 60 euros al año. El máximo de aportación son 2.100 euros por contribuyente.

En el caso de la pensión Rürup, habitualmente se puede establecer libremente el importe de aportación. Cuanto más se aporta, más se aprovecha la ventaja fiscal. Se pueden ajustar las contribuciones a la situación de ingresos que la persona tenga en cada momento.

Prestaciones y rescate anticipado

Contingencias cubiertas

En ambos productos se cobra la prestación en caso de Jubilación, comenzando su cobro como mínimo a los 62 años (60 años para contratos Rürup celebrados antes de 2012).

La Riester también da derecho a cobro en caso de fallecimiento. En cambio, en la pensión de Rürup el capital ahorrado se pierde en caso de muerte, salvo si se contrata un seguro de supervivencia complementario contratado a favor del cónyuge o los hijos.

Ambas pueden cubrir la incapacidad laboral.

Forma de cobro

En la Rürup sólo se puede cobrar la prestación como renta mensual vitalicia.

En la Riester, además del cobro íntegro en forma de renta, se puede optar, al comienzo de la fase de desacumulación, también por el cobro de la prestación en forma de capital hasta un 30% del patrimonio ahorrado.

Rescate Anticipado

En la pensión Riester, durante la fase de ahorro, bajo ciertas condiciones, se puede rescatar un máximo de € 50,000 para la compra de una propiedad que esté o vaya ser ocupada por el propietario.  Además, la Riester permite cancelar definitivamente el contrato por cualquier motivo y rescatar el patrimonio. Sin embargo, todos los subsidios recibidos deberán ser devueltos al Estado (si no se ha cubierto el número mínimo de años), así como las posibles ventajas fiscales.

En cambio, en la pensión Rurup, no es posible la terminación de los contratos y el cobro de un valor de rescate. Tan solo existe la posibilidad de suspender el pago de las contribuciones durante algún tiempo en caso de emergencia financiera, interrupción que también es posible en la Riester.

El traspaso de los ahorros a otro proveedor es posible en la Pensión Riester. En cambio, esa transferencia es difícil en la Rürup.

Incentivos fiscales y ayudas del Estado

La forma del apoyo estatal difiere entre ambos planes de pensiones.

La pensión Riester es incentivada a través de subsidios (básico e infantil) y también en parte con ventajas fiscales. La Rürup es incentivada únicamente con las ventajas fiscales.

Incentivos y subvenciones sobre las aportaciones

La fiscalidad es una ventaja secundaria en el caso de la pensión Riester, ya que la deducción fiscal completa es de sólo 2.100 euros al año. Los ahorradores de la Riester se benefician principalmente de los subsidios anuales que reciben: 175 euros anuales de subsidio básico, 300 euros anuales por hijos nacidos después de 31/12/2007, y 185 euros por los nacidos antes. Para recibir el subsidio estatal, se debe estar asegurado obligatoriamente en el seguro de pensiones alemán (Seguridad Social). Los nuevos trabajadores menores de 25 años también perciben una bonificación única de 200 €.

En el caso de la pensión Rürup, la incentivación/ayuda de Estado funciona exclusivamente a través de la ventaja fiscal.  Los ahorradores se pueden deducir las aportaciones, como gastos especiales, actualmente hasta 25.787 euros (incluidas en esa cifra las cotizaciones de empleador y empleado al seguro obligatorio de pensiones). En el año 2021 tiene en cuenta como deducible el 92% de la aportación realizada a Rürup. Es decir, en el arranque de este mecanismo fiscal en 2005, el 60% de las contribuciones se reconocían como gastos fiscalmente deducibles. Este porcentaje está siendo aumentando progresivamente desde 2005 en un 2% anual durante 20 años, hasta llegar al 100% en 2025. El Máximo 2025 será de 20.000 € para solteros y 40.000 € para parejas casadas.

Tributación de las prestaciones

En la Riester tanto las prestaciones en forma de renta como de capital están totalmente sujetas a impuestos.

En la Rurüp la parte sujeta a impuesto para personas que se jubilaban y cobraban en 2005 ascendía al 50% de la prestación. Ese porcentaje ha estado aumentando en 2 puntos porcentuales por año hasta 2020. Por lo tanto, la parte sujeta en caso de inicio del cobro de la prestación jubilación en 2020 era el 80%. A partir de 2021 aumenta anualmente en 1 punto porcentual hasta 2040, en el que la parte imponible al inicio de la jubilación será un 100%.

Otras características de Riester

La pensión Riester es un sistema garantizado: ha de asegurar un nivel de prestación garantizado como mínimo igual a las primas pagadas más las bonificaciones del Estado.

Los gastos de adquisición y distribución se distribuyen a lo largo de un período mínimo de 5 años. Estos costos llegan a representan entre el 15 y el 20% de las primas pagadas.

El proveedor del producto ha de informar al cliente sobre la utilización de las contribuciones, los aspectos de la inversión y los gastos de adquisición, venta y administración.

En la Riester se puede acumular la pensión a través de varias tipos productos de ahorro. Las opciones son:

  • Un contrato con una compañía de seguros (seguro de pensiones).
  • Un contrato con una entidad gestora (plan de ahorro en fondos),
  • Un contrato con un banco y un contrato con diferentes proveedores (Wohn-Riester).

Al igual que en Rürup, en Riester los ahorros están protegidos contra el embargo durante la fase de acumulación.

Luces y sombras de la Pension Riester: complicada, baja rentabilidad y cara

Por las subvenciones estatales, la  Riester sale a cuenta para las familias con niños.

Según los expertos, entre los elementos mejorables se encuentran la falta de transparencia de los productos y proveedores de Riester, y que la rentabilidad es absorbida por los altos gastos de gestión de adquisición y administración.

Además, muchos ahorradores de Riester “pierden dinero” porque no realizan la contribución mínima que da derecho la asignación completa del estado.
Se argumenta que, si bien es adecuado ahorrar para jubilación en la Riester, no debería ser el único vehículo constitutivo del ahorro jubilación, sino un complemento de otros productos, como por ejemplo los planes de pensiones de las empresas.

La Riester no tiene buena reputación. Por ese motivo, el Instituto Alemán de Provisión para la Vejez (DIA) quiere reformarla para mejorar esos aspectos comentados.

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 100%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

6 votos

237 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter