Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Una jubilación plena

La jubilación marca un nuevo periodo en nuestras vidas y debemos de aprender a vivirla como una etapa de desarrollo personal.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Una jubilación plena

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

19 visualizaciones

Llegada la jubilación,  da comienzo una nueva vida que requiere de un proceso de adaptación previa. Dejamos de lado la vida laboral, el estrés, madrugar y damos paso al tiempo libre.

La jubilación es una situación que a muchas personas les genera miedo. Este miedo viene motivado porque teníamos una vida estructurada, que de pronto deja serlo y debemos de construirla de cero.

¿Qué hago con mi tiempo libre?, ¿Cómo puedo seguir siendo útil?

Éstas son algunas de las preguntas que muchas personas se plantean al alcanzar la edad de jubilación. La vida no termina con el final de la vida laboral. Comienza una nueva etapa en la que se pueden cumplir muchos objetivos perseguidos y que nunca pudimos realizar por falta de tiempo. Hay que saber disfrutar del tiempo de ocio de manera que nos reporte beneficios físicos y psíquicos. Por tanto, resulta fundamental tomar conciencia del nuevo rol que tendremos en nuestras vidas, así como de la preparación y planificación de la jubilación.

¿Cómo tener una jubilación positiva?

Debemos prepararnos para el momento de la jubilación introduciendo progresivamente nuevos hábitos, costumbres y hobbies mientras aún estemos en activo. Estos nos ayudarán en la adaptación de nuestro nuevo proyecto de vida y aprenderemos a gestionar una de las mayores aportaciones de la jubilación: el incremento del tiempo libre.

Alguna de las consideraciones para alcanzar una jubilación plena son las siguientes:

  •   Tener planificada la jubilación: Conocerse a uno mismo y saber de qué actividades se disfrutará en el tiempo libre resulta fundamental. En definitiva se trata de buscar actividades que den sentido a nuestra vida y con las que obtengamos un alto grado de satisfacción personal.

  • Mantener las relaciones sociales: Se debe retomar el contacto y reunirse con amistades pasadas. Realizar actividades que pueden llevarse a cabo en grupo enriquecerá nuestra vida social. Esto es fundamental en grandes ciudades, más impersonales, en las que corremos el riesgo de aislarnos en nuestra casa cuando llegamos a la jubilación.

  • Cultivar hobbies o hacer actividades que se puedan realizar a edades avanzadas: A uno le puede gustar mucho el fútbol o el boxeo, pero llegada la jubilación estas actividades pueden ser demasiado duras para nuestro organismo. Empezar a practicar actividades más llevaderas como el senderismo, golf o el cicloturismo, nos pueden servir para distraernos hoy y también cuando seamos mayores.

  •  Ayudar a los demás: Sentirse útil es lo mejor que nos puede pasar. Además, nuestro tiempo y conocimiento pueden ser muy útiles a mucha gente. Existen multitud de asociaciones donde dedicar el tiempo libre a los demás.

  • No encerrarse en lo que uno sabe. Aprender cosas nuevas: Nunca es tarde para aprender y formarte. Enriquecerse a cualquier edad a través de cursos, bailes, ejercicio físico etc

  • Aprovechar los recursos sociales: Existen actividades organizadas por el Imserso, cursos, talleres, así como recursos de ayuda a personas dependientes como la teleasistencia, el servicio de ayuda a domicilio o las prestaciones económicas.

  • Mantenerse optimistas: El buen humor y el optimismo nos aportarán mayor calidad de vida y estaremos abiertos a nuevas actividades.

  • Mantenerse activo: No quedarse en casa sin salir ni hacer nada. Existe una amplia oferta de ocio de la que disfrutar y sobretodo, ¡tiempo! Apuntarse a la multitud de centros para jubilados donde se organizan actividades, cursos y viajes es una buena opción.

  • Hacer ejercicio: Hay que cuidarse para evitar que el organismo se deteriore en exceso. Programar una serie de actividades deportivas diarias es una buena opción para mantener sano cuerpo y mente. Sin embargo, debemos evitar que los temas relacionados con la salud se conviertan en una obsesión. Salvo que tengamos enfermedad grave, a esta edad uno está razonablemente bien. Aunque ya no tengamos el vigor de los dieciocho años, todavía se pueden hacer muchas cosas a un ritmo moderado.

Tienes múltiples sugerencias de actividades e información útil en www.club59mas.com

Valoración del artículo

0 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

0 votos

19 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Etiquetas

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

07 de enero de 2019

Etiquetas

Accede a nuestros simuladores