Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Compartir

  • Youtube
  • RSS

PT

Instituto BBVA de pensiones

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Vídeo

Cómo invertir en PIAS

Con este vídeo aprenderás las virtudes y límites que tienen los Planes de Individuales de Ahorro Sistemático o PIAS.

16 de marzo de 2017 | 08:00

Etiquetas

El PIAS (Plan individual de ahorro sistemático) es un vehículo de ahorro a largo plazo que se instrumenta en un seguro de vida. Permiten al asegurado conformar de forma segura y sencilla un ahorro para la jubilación, que además gozará de grandes ventajas fiscales en el momento de recuperarlo.

Por sus características que los diferencian de los planes de pensiones, los PIAS conforman un buen complemento a éstos para diversificar en el ahorro para la jubilación.

Al igual que en el caso de los planes de pensiones y otros productos de ahorro, las aportaciones al PIAS pueden tener carácter periódico o extraordinario. La aportación anual máxima es de 8.000 euros y el máximo total que se puede aportar en este vehículo es de 240.000 euros.

Es posible traspasar los derechos de un PIAS a otro, pero a diferencia de otros vehículos de ahorro previsional, cada contribuyente podrá contratar un solo PIAS.

El ahorro acumulado en el PIAS puede ser reembolsado en cualquier momento, no estando sujeto a supuestos excepcionales como en el caso de los planes de pensiones. Si además han pasado al menos 5 años desde la primera aportación, los rendimientos generados hasta entonces quedan totalmente exentos de tributación siempre que se constituya una renta vitalicia.

Se tributará en IRPF por la renta percibida, que tendrá la consideración de rendimientos del capital mobiliario, pero con una peculiaridad que le otorga su condición de renta vitalicia: en función de la edad del perceptor, se aplicará una reducción que puede llegar al 92% en caso de personas de 70 o más años. Es decir, solo tributarían por un 8% de la renta.

Existe una amplia gama de PIAS que se adaptan a diferentes perfiles de riesgo, desde el conservador (PIAS que invierten en Deuda Pública) hasta el decidido (PIAS que invierten el 100% de su cartera en activos de renta variable).

La posibilidad de movilizar los derechos entre PIAS permite ir adaptando el ahorro a la evolución del perfil de riesgo, que se va haciendo más conservador a medida que nos acercamos a la edad de jubilación.

 

Si te ha gustado este artículo, recibe lo más interesante en el boletín gratuito

Quiero suscribirme a la newsletter

0 Comentarios

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.