Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

¿Cómo nos afectan a las personas las medidas que toman los Bancos Centrales para controlar la inflación?

Cuando oímos hablar sobre las políticas monetarias que lleva a cabo el Banco Central Europeo (BCE) para los países de la zona euro (como España), podríamos pensar en ello como algo lejano a nosotros y a nuestro día a día. La realidad es todo muy distinta. Si, nos afectan y mucho.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
¿Cómo nos afectan a las personas las medidas que toman los Bancos Centrales para controlar la inflación?

4,7 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 83%
  • 4 8%
  • 3 8%
  • 2 0%
  • 1 0%

12 votos

388 visualizaciones

Los bancos centrales son instituciones públicas que gestionan la moneda de un país o de un grupo de países (como el Banco Central Europeo (BCE) en la zona euro) y que controlan la oferta monetaria, es decir, la cantidad de dinero que está en circulación en su economía. El objetivo principal de los bancos centrales es la estabilidad de precios. Para ello, trabajan en asegurar que la inflación sea baja, estable y predecible.

Otras funciones de los Bancos Centrales son emitir moneda, asegurar el buen funcionamiento de los sistemas de pago para los bancos comerciales, gestionar las reservas en moneda extranjera (divisas), y supervisar a los bancos comerciales.

Las decisiones de los bancos centrales sí que tienen un fuerte impacto en nuestra vida, en nuestra economía personal y en nuestro día a día.

Un ejemplo de ello son las subidas de tipos de interés que están ya aplicando tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) como el Banco Central Europeo en la zona euro, para frenar la elevada inflación que estamos sufriendo.

La inflación tiene consecuencias muy negativas para los ciudadanos. Por ejemplo, la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y, consecuentemente, de la capacidad de compra que tienen las personas. Además, la pérdida de valor de su ahorro.

Qué tipos de políticas monetarias pueden adoptar los Bancos Centrales

Los Bancos Centrales pueden llevar a cabo dos grandes tipos de políticas monetarias:

  • Por un lado, estarían las políticas expansivas, que incluyen todas las medidas que permiten que aumente la cantidad de dinero que circula en una economía (por ejemplo, en la zona euro).

  • Opuestas a las anteriores son las políticas restrictivas, que están dirigidas a reducir esa cantidad de dinero.

Políticas expansivas

Habitualmente los bancos centrales utilizan dos tipos de instrumentos para las políticas expansivas:

  • la bajada de los tipos de interés

  • y/o la bajada del coeficiente de caja o de reservas bancarias. Es, decir el porcentaje de dinero que mantiene un banco comercial en sus reservas líquidas en el Banco Central de su país.


Si un Banco Central baja los tipos de interés, o si los mantiene bajos, será más barato pedir dinero prestado a los bancos. Si esto ocurre, lo normal es que las personas tendamos a endeudarnos más, y con ese dinero comprar más bienes y servicios.
Asimismo, el abaratamiento del crédito permitirá a las empresas tener un mejor acceso a la financiación. Por lo tanto, facilitará su actividad y podrán invertir en nuevos proyectos y crear empleo.

Otra manera que tendrían los Bancos centrales de aumentar la base monetaria es imprimir dinero, que normalmente se hace para pagar el déficit público (pagar deuda). Con ese dinero nuevo pueden también aumentar el consumo y la inversión.


Las políticas expansivas deben aplicarse con mucho cuidado, porque un aumento muy acusado de la cantidad de dinero en circulación generaría inflación, subiendo los precios de los bienes y servicios y disminuyendo el poder adquisitivo de los ahorros de las personas.

Políticas restrictivas

En cambio, actualmente nos encontramos en un momento de aplicación de políticas restrictivas, como respuesta de los bancos centrales para frenar la elevadísima inflación que padecemos.

Los bancos centrales intentan reducir la inflación con políticas restrictivas, como, por ejemplo, subiendo los tipos de interés y el coeficiente de reservas bancarias.

Cuando se suben los tipos de interés, la actividad económica se suele contraer, desacelerándose o incluso entrando en recesión. Los prestamos se encarecen y, por lo tanto, el consumo se retrae. En cambio, obtendremos una rentabilidad más alta por colocar nuestros ahorros en depósitos o cuentas corrientes. Sin embargo, téngase en cuenta que con los altísimos índices de inflación que estamos sufriendo, una mayor retribución por depósitos bancarios no logrará evitar que el ahorro en los mismos pierda poder adquisitivo. La subida de tipos de interés del BCE deja los tipos en un 1,25%, muy por debajo de la subida del IPC (9% anual en septiembre de 2022), por lo que los tipos de interés reales remunerados en los depósitos son negativos.

Los Bancos centrales están dando una respuesta decidida  a esta elevada inflación. 

 

Por ejemplo, el Banco Central Europeo (BCE) anunció el pasado 8 de septiembre una subida de los tipos de interés de 75 puntos básicos , situándolos en el 1,25%, y adelantado que habrá otras subidas futuras. Es la segunda subida reciente de tipos de interés, después la primera aplicado julio de un 0,5%, tras un largo periodo de tipos muy bajos incluso épocas con tipos de interés 0%.

El objetivo de estas subidas de tipos es reconducir la inflación en la Unión Europea hasta que se sitúe en una tasa del 2%. Según última estimación del Banco Central Europeo de septiembre de 2022, la inflación media en la zona euro se situará en un al 5,5% en 2023 y un 2,3% en 2024.  

Definitivamente, lo que deciden los bancos centrales afecta de forma muy directa en nuestro día a día y a nuestra economía personal. Sus decisiones determinan la evolución de variables como el crecimiento de la economía, la creación de empleo o la estabilidad de la moneda, además de otras cuestiones cotidianas, como la mayor o menor facilidad para pedir un préstamo en el banco, la rentabilidad que podemos sacar a nuestros ahorros y la subida del precio de los alimentos, ropa, etc.

Más Información

¿Qué es la inflación y cómo se mide? 

Valoración del artículo

4,7 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 83%
  • 4 8%
  • 3 8%
  • 2 0%
  • 1 0%

12 votos

388 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

17 de octubre de 2022

Accede a nuestros simuladores

También te puede interesar