Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

MI JUBILACIÓN RESPONDE

Estás en:

  1. Inicio
  2. Blog
  3. Artículo

Los planes de empleo: ¿por qué es importante tener uno?

Sirven para complementar la pensión pública y los ahorros derivados de los planes individuales.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir

Imprimir
Los planes de empleo: ¿por qué es importante tener uno?

Esperanza de vida en España suma 22 años tras la jubilación - Foto Autor: © Wavebreak Media - www.photaki.es

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

1 votos

15 visualizaciones

Hay tres tipos de planes de pensiones privados si se clasifican teniendo en cuenta la vinculación existente entre los partícipes y la persona o sociedad que los promueve. En primer lugar, los planes individuales son aquellos que los ciudadanos contratan voluntariamente con entidades financieras que los ofrecen y que son los promotores de los mismos (ya sea gestoras de activos, entidades de crédito o compañías aseguradoras). En esos planes no existe ninguna vinculación entre los partícipes, que solo pueden ser personas físicas. En segundo lugar están los planes asociados, aquellos promovidos por colectivos no empresariales que vinculan a todos aquellos que forman parte a ese colectivo. Suelen ser asociaciones, sindicatos, gremios o colectivos sin ánimo de lucro y las aportaciones las realiza cada socio, no la asociación.

En tercer lugar figuran los planes de empleo, promovidos por las empresas o grupos de empresas y que están destinados a cubrir las contingencias de sus empleados, que suelen realizar aportaciones conjuntamente con el promotor. Un plan de empleo es, entonces, promovido por cualquier entidad, corporación, sociedad, empresa o grupo de empresas, incluidas las pymes, que emplee trabajadores en virtud de una relación laboral, y sus partícipes son los empleados.

La Ley 24/2001 de 27 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y de orden social estableció la posibilidad de incluir como partícipes el personal con relación laboral de carácter especial, y también los socios trabajadores y de trabajo, en los planes de empleo promovidos por sociedades cooperativas y laborales, e igualmente, que el empresario individual que promueva el plan de pensiones del sistema de empleo pueda integrarse en el mismo como partícipe. Además, el promotor puede lanzar el plan de forma individual o de forma conjunta con otras empresas o entidades.

La incorporación de los partícipes en el sistema de empleo podrá producirse directamente, si así se establece en el convenio colectivo o en un acuerdo adoptado por la empresa con los representantes de los trabajadores, salvo que, en el plazo acordado, los partícipes declaren expresamente por escrito que desean no ser incorporados al plan.

Además de promotores y partícipes, en los planes de pensiones del sistema de empleo será obligatoria la constitución de una Comisión de Control del plan, que será la encargada de la supervisión del funcionamiento y ejecución del plan de pensiones.

¿Cómo funcionan?

En los planes de pensiones de empleo, la empresa y el trabajador realizan aportaciones a lo largo de la vida laboral del segundo de forma que se acumulan unos derechos que el partícipe puede rescatar en el momento de las contingencias establecidas o si se producen supuestos especiales. Las aportaciones o contribuciones a los planes de pensiones de empleo son realizadas por los partícipes (dependiendo del plan, pueden ser obligatorias o voluntarias) y por los promotores, que en este segundo caso realizan las contribuciones a favor de sus empleados partícipes.

El Régimen General establece que las aportaciones realizadas por el partícipe y las contribuciones imputadas al partícipe por los promotores tienen, en conjunto, un límite máximo anual de 8.000 euros. Los discapacitados tienen un límite máximo mayor.

Esas aportaciones, en cualquier caso, son las que determinan para los citados partícipes los derechos consolidados y, en última instancia, las prestaciones de los beneficiarios. Lo que sí es importante considerar es que, a diferencia de los planes individuales, los derechos consolidados de los planes de empleo no podrán movilizarse a otros planes de pensiones o a planes de previsión asegurados o a planes de previsión social empresarial, salvo si se extingue la relación laboral, si así estuviese especificado en el plan, o por terminación del mismo. Es decir, que se pueden realizar aportaciones voluntarias a nivel individual, pero estas aportaciones no se podrán movilizar.

Un plan de pensiones de empleo se integrará obligatoriamente en un fondo de pensiones de empleo, según la ley. Además, dentro de un mismo plan de pensiones del sistema de empleo será admisible la existencia de subplanes, incluso si éstos son de diferentes modalidades o articulan en cada uno diferentes aportaciones y prestaciones. La integración del colectivo de trabajadores o empleados en cada subplan y la diversificación de las aportaciones del promotor se deberá realizar conforme a criterios establecidos mediante acuerdo colectivo o disposición equivalente o según lo previsto en las especificaciones del plan de pensiones.

Las ventajas

El plan de previsión de la empresa es un instrumento más de ahorro, y supondrá unos ingresos adicionales de cara a la jubilación para complementar la prestación pública y, en su caso, la derivada de los planes privados individuales.

Además, la responsabilidad de los promotores y partícipes de estos planes está limitada a sus respectivos compromisos de aportación a sus planes de pensiones adscritos, por lo que los acreedores de los fondos de pensiones no podrán hacer efectivos sus créditos sobre los patrimonios de éstos.

Estos productos tienen además ventajas como la personalización, pues se diseñan a medida de la empresa, y las gestoras suelen ofrecer asesoramiento. Normalmente, las coberturas son las que se establezcan en las especificaciones del plan de pensiones, pudiendo ser prestaciones vinculadas a la incapacidad permanente total para la profesión habitual, absoluta para todo tipo de trabajo, gran invalidez, jubilación, dependencia severa o gran dependencia y fallecimiento del partícipe o beneficiario, pudiendo generar derecho a prestación de viudedad, orfandad o a favor de otros herederos o personas designadas.

Tipología

Existen plantes de pensiones del sistema de empleo, planes de previsión social empresarial, mutualidades de previsión social y seguros de vida colectivos. También hay planes de pensiones de empleo de promoción conjunta, una solución adecuada para compromisos de menor tamaño, para grupos de empresas o sectoriales.

La información que han de aportar

Con motivo de su incorporación, los partícipes que lo soliciten recibirán un certificado de pertenencia del plan. Asimismo, se les entregará las especificaciones del plan y de la declaración de los principios de la política de inversión del fondo de pensiones, o bien, se les indicará el lugar y forma en que estarán a su disposición. Existen obligaciones de información periódicas, como una información de frecuencia trimestral al menos y remisión semestral para los partícipes y beneficiarios, en la que se refiere la evolución y situación de sus derechos económicos, un resumen de la evolución de los activos, los costes y la rentabilidad obtenida, así como los gastos o la externalización de la gestión a otras entidades. También se debe ofrecer a los partícipes una certificación de las aportaciones, directas o imputadas, realizadas en cada año natural y el valor, al final del año natural, de sus derechos consolidados en el plan, que se remitirá anualmente. La información sobre la prestación y sus reversiones, o las opciones de cobro, también son obligatorias.

Valoración del artículo

5 de un máximo de 5 estrellas

  • 5 0%
  • 4 0%
  • 3 0%
  • 2 0%
  • 1 0%

1 votos

15 visualizaciones

Suscripción al boletín

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a la Newsletter

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de suscribirse al servicio de Newsletter, donde serás informado de las novedades o noticias de interés sobre las actividades que realizamos. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Quiero suscribirme a la newsletter

Etiquetas

Deja tu comentario

Utiliza el siguiente formulario para darnos tu opinión. La dirección de correo electrónico es necesaria para poder ponernos en contacto contigo, en ningún momento se publicará en este sitio web.

Recogemos tus datos de carácter personal (Nombre/E-mail) con la finalidad de hacer uso del servicio de Comentarios, dejándonos tu opinión personal. Dichos datos serán incorporados a un fichero del que es responsable BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA, S.A. (en adelante “BBVA”)

Conservaremos tus datos personales durante el tiempo de vigencia del servicio, o hasta que nos solicites la baja del mismo.

Comentarios

Cargando...

No hay comentarios aún

07 de enero de 2019

Etiquetas

Accede a nuestros simuladores